Aun en tiempos de pandemia los conflictos laborales en los diferentes sectores de la economía no disminuyen sino que incrementan, así señala el último informe del Instituto de Altos Estudios Sindicales (INAESIN) publicado el día 26 de agosto del año en curso. Los venezolanos son una población vulnerable a la explotación por trabajo forzoso e indecente, debido a las deplorables condiciones en las que se encuentran los trabajadores del sector salud y el riesgo al que son expuestos que tienen las más graves consecuencias.

Los reclamos por parte de los trabajadores se deben a la exigencia de mejoras salariales (56%) y mejores condiciones laborales (43%). El 24% de los conflictos fueron protagonizados por las empresas básicas y los sindicatos contaron con una participación del 56%, los trabajadores del sector salud representan el 22% y exigen mejoras en sus equipos de protección personal para poder afrontar la COVID-19, según el boletín del INAESIN.

El personal médico y de enfermería no solo carece de equipos de protección personal para afrontar la Covid-19, sino que además son amedrentados por funcionarios públicos, estadales y nacionales. El personal médico del Hospital Central de San Cristóbal en el área de aislamiento y triaje respiratorio fueron “alertados” que sí renuncian serán buscados por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) para ser devueltos a sus lugares de trabajo y puestos a órdenes del Ministerio Público, denunció en rueda de prensa la médico general, Karina Suárez. 

Encontronazos laborales durante el confinamiento

Los conflictos laborales alrededor del país varían en denuncias con un 59%, seguidos por concentraciones 13% y marchas 11% señala el boletín informativo; esto ocurre en un contexto de cuarentena donde los trabajadores ven vulnerados sus derechos laborales y deciden exigir la reivindicación de los mismos. 

Los estados que poseen más conflictos laborales durante el mes que se realizó el informe son: Lara (14%), Bolívar (13%) y el Distrito Capital (10%). Noel Hernández, coordinador adjunto de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) declaró para el equipo de Fedecámaras Bolívar que los despidos injustificados en las empresas básicas de la región ha incrementado su número debido a que los trabajadores no han podido asistir a sus respectivos trabajos por la falta de transporte.

Las personas que dirigen las empresas en este momento obligan a los trabajadores a vestirse de milicianos o acudir a actos políticos con franelas rojas apoyando los partidos del gobierno, señala Hernández; en este sentido los trabajadores de las empresas básicas han sido expuestos a condiciones de trabajos indecentes y se violenta constantemente el derecho al trabajo el cual los protege. 

Asimismo, el informe de INAESIN plantea que en varias ocasiones se movilizaron activos y jubilados de PDVSA, quienes exigían que se restituyan sus reivindicaciones contenidas en el contrato colectivo, violadas reiteradamente por la gerencia de la estatal petrolera, además exigen el pago de un salario que cubra la Canasta Básica que es fundamental para cubrir las necesidades. 

“En venezuela eliminaron las convicciones colectivas desde el 1ro de septiembre de 2018 (…), se eliminaron las convicciones colectivas porque en ninguna empresa básica se estaban cumpliendo los acuerdos bajo ningún concepto” denuncia Hernández; las empresas y los organismo públicos no están entregando los litigios de pago, razón por la cual no saben que están ganando hoy en día.

Cualquier empresa de la ciudad no tiene un plan de mantenimiento permanente la operatividad de la empresa, no hay equipos porque se han deteriorado con el tiempo y no hay sistema de seguridad para los trabajadores (uniforme, equipo de protección personal, entre otros), y en muchas empresas el vandalismo han saqueado las áreas operativas de cada institución, afirma Noel Hernández. 

No obstante, con motivo de la conmemoración del 48° aniversario del Colegio de Licenciados en Educación de Venezuela, el presidente de la institución en el estado Zulia, Rafael Rincón, hizo énfasis en el exhorto a la administración de Maduro de “sincerar” los salarios de los profesores, pues alegó que actualmente devengan máximo 4 dólares al cambio en BsS, destaca el boletín informativo. 

La pandemia que se vive entró en su fase más alta de contagio en el país, lo que trae consigo un gran impacto para todos los trabajadores señala la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) la cual evaluó este impacto en el sector empleo e ingresos y obtuvo como resultados la pérdida del empleo por motivos de las restricciones de inamovilidad laboral en 6,9% a nivel nacional.

Adolfo Cardenas, radiólogo, explica que en cuanto las condiciones laborales del sector salud en los hospitales importantes como El Hospital Raul Leoni y el Uyapar no son las mejores, la planta física se encuentra deteriorada y sin el mantenimiento adecuado, los equipos deteriorados, hay escasez de recursos económicos los cuales no son suficiente para cumplir con los necesidades del sector, y con la pandemia a pesar de algunos recursos suministrados estos no son suficientes.

Los médicos tratan de prestar el mejor servicio y atención a los pacientes que acuden aun cuando sus condiciones no lo permiten a cabalidad afirma Cardenas, los equipos de protección suministrados por los hospitales no son suficientes y las entidades privadas y fundaciones tratan de solventar la situación y prestando apoyo a los trabajadores de la salud expuestos a la covid-19.

Sobre la situación que viven los profesionales de esta área no se les permite exponer públicamente las condiciones reales de los hospitales y el número real de afectados por Covid-19, y muchos menos el número de muertes, ya que muchas de las muertes no son comprobadas, ya que las pruebas no son suficientes y tardan mucho en llegar los resultados, concluye el radiólogo. 

La situación laboral en el país para los diferentes profesionales se vuelve más difícil, con obstáculos por todas partes y sin un ministerio activo que pueda defenderlos y protegerlos antes los conflictos que se presentan día a día, además que la economía informal crece y muchos trabajadores se han cambiado a la misma para poder sobrellevar la situación.

Abusos y agresiones hacia los trabajadores

Sigue la represión contra los trabajadores de la prensa, resalta el boletín, los trabajadores Gleybert Asencio, jefe de fotografía del medio venezolano Crónica Uno, Ronald Montaño y Yonathan Torres, dos motorizados fueron retenidos por la Guardia Nacional por encontrarse realizando un trabajo periodístico en las inmediaciones del hotel Palmar, en Plaza Venezuela, Caracas.

El hotel Palma es utilizado como refugio para personas con coronavirus y, a los 3 trabajadores les quitaron toda su documentación, incluyendo carnets de trabajo y cédulas de identidad por supuestamente levantar falsos testimonios de lo que ocurre en el lugar. A través de la cuenta de Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (@sntpvenezuela) se denunció la detención arbitraria de los integrantes del equipo de Crónica Uno y se hizo un llamado de atención a los funcionarios para que dejaran al gremio cumplir con su labor.

Noel Hernández, aclara también que los trabajadores sin han sufrido alguna agresión o ha sido violentado su derecho en las áreas de trabajo, hay trabajadores que no se les permite protestar ni exponer la situación que enfrentan en sus áreas de trabajo ya que esto significa la salida del área operativa. 

“El 10% que asiste a las áreas de trabajo no pueden decir nada, porque aquel trabajador que alce la voz y denuncie la situación que sufre dentro de la empresa es sacado de la misma y lo mandan a su casa. Es un chantaje permanente que hay allí para que los trabajadores no denuncien y puedan recibir un poco más de dinero del que le corresponde en su salario mínimo” concluye el coordinador adjunto de la ITG. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el trabajo forzoso como «todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente» y, eso es lo que ocurre en Venezuela debido a la escasez del empleo, los bajos salarios, las condiciones laborales indignas y la pérdida del poder adquisitivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here