Desde la administración de Nicolás Maduro, anunciaron que a partir del lunes 19 de octubre iniciaría una flexibilización con mayores sectores económicos involucrados, entre ellos el sector licorero que luego de ocho meses sin ningún tipo de actividad comercial reabrió sus puertas nuevamente.

Meses atrás, y a través de la cuenta de Twitter de la Cámara de Licores de Bolívar (Calicor), venían denunciando que las empresas licoreras de Ciudad Guayana debían activar sus actividades comerciales porque estaban en estado crítico a nivel económico.

Desde el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), su presidente Felipe Capozzolo, comentó durante el mes de agosto que no entendía cómo las personas podían hacer cola en un supermercado para adquirir bebidas y productos pero no para comprar licor en una licorería, señalando esto como parte del grupo de medidas que no beneficiaban al sector licorero.

80% de negocios abrieron

Porfirio Brito, jefe de comunicaciones de la Cámara de Licores de Bolívar (Calicor), señaló que “por lo menos un 80% de negocios licoreros abrieron la semana del 19”, mientras que el otro 20% que no lo hizo fue producto de la escasez de combustible para llegar a sus locales, daño de equipos por el tiempo sin uso y problemas de conexión en los puntos de venta para llevar a cabo los cobros.

 A pesar de no tener un tiempo de recuperación establecido, desde Calicor esperan trabajar en función a los últimos dos meses del año en el que con las medidas necesarias y siendo “positivos”, aunado a alguna disminución en el pago de impuestos y el llevar a cabo propuestas para que en el tema fiscal obtengan ayuda con el fin de recuperar sus negocios.

Una de las propuestas que hacen desde Calicor es que a través de trabajos trimestrales, indiquen con transparencia el flujo de caja de los negocios para saber el momento en que estén recuperados. Brito, afirmó que “en el gremio hubo una gran descapitalización, reducción de inventarios y anaqueles vacíos, por el tema de la reposición de inventario que ha sido imposible realizar al no existir ninguna entrada de dinero y mercancía al municipio”.

Bioseguridad y eliminación del 7+7

En entrevista exclusiva para el circuito Unión Radio, Capozzolo reiteró que una semana no es suficiente para que las empresas y los comercios puedan hacer frente a sus gastos y compromisos laborales, como se pretende erróneamente con el sostenido esquema de flexibilización 7+7.

Asimismo, Brito alegó que la medida “ha sido contraproducente y no les permite trabajar continuamente”, razón por la que piden sea eliminada para que el sector licorero pueda recuperarse de la mejor manera posible. Aunado a esto, el jefe de comunicaciones de Calicor, indicó que mientras todo se haga con las debidas medidas de bioseguridad, debería permitirse trabajar regularmente.

Añadió que desde Calicor llevaron a cabo la elaboración de un manual de protocolo para que al momento de realizar las ventas, las mismas sean realizadas del modo más adecuado para evitar la propagación de contagios en el estado Bolívar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here