A nivel nacional la economía se detuvo por los apagones

El Venezuela Blackout ocurrió durante la primera semana de marzo del año 2019, un evento en el que el servicio eléctrico del país entero colapsó, ocasionando un apagón en toda la nación. Durante todo ese mes, la electricidad era intermitente, por lo que más de una vez el país se quedaba a oscuras afectando a todos los sectores del territorio nacional.

A un año de los acontecimientos, la presidenta de la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar, Dra. Zulay López, explicó que a pesar de que el estado no fue incluido el año pasado en el racionamiento eléctrico; sufrió daños en varios sectores importantes.

En Bolívar hubo varios apagones, sin embargo el tercero fue el que más duró, sectores de Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar se quedaron sin luz hasta dos días seguidos, desempeñar las actividades cotidianas y económicas no pudo ser posible o se hacía de manera intermitente.

Sectores afectados

A pesar de que en el estado Bolívar se encuentra la represa más importante de Venezuela, generadora del 70% de la electricidad a nivel nacional; sectores como el empresarial, alimenticio y de salud, se vieron afectados a tal punto de no poder recuperarse del todo a día de hoy.

Las empresas básicas Venalum y Alcasa, pertenecientes al grupo de empresas de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), fueron las más afectadas; se dañaron las últimas celdas electrolíticas que quedaban en funcionamiento; 59 de Venalum y 14 de Alcasa. Dejaron de trabajar por completo el viernes 8 de marzo porque antes de que se dañaran estas celdas se encontraban trabajando en la mínima operatividad posible.

Otros sectores afectados fueron el de alimentos y salud, la Dra. López; aseguró que muchos alimentos perecederos se dañaron al no haber servicio eléctrico para su refrigeración. Hospitales y Clínicas sufrieron pérdidas con respecto al funcionamiento de maquinarias y muchas personas vivieron la incertidumbre de si saldrían vivas por la necesidad de electricidad para ser tratados dentro de los centros hospitalarios.

Inversionistas se retractaron

La instalación de algunas empresas se vio detenida porque los empresarios al ver fallas en el sector eléctrico, decidieron no invertir su dinero en Venezuela, sino esperar y ver a qué otro lugar se irían, disminuyendo el movimiento económico en toda la región, así como la eliminación de empleos que posiblemente abrirían las puertas a profesionales desempleados.

Desde la presidencia de la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar, aseguran que la mejoría desde el año pasado a este, ha sido poca en los sectores afectados; entre un 10% y 15% han logrado volver a sus niveles más óptimos, mientras que el resto se encuentra tratando de volver a trabajar con la misma operatividad que antes.

Es importante recalcar que los apagones iniciaron en Ciudad Guayana, justo después de la visita a la empresa estatal CVG Comsigua, de Nicolás Maduro; asegurando que esta vez y por enésima vez que lo decía durante su mandato: “iba a recuperar las industrias básicas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here