Según el Observatorio Digital de la Productividad de Fedecámaras Venezuela, en su último estudio sobre la afectación que ha tenido el sector privado, se pudo conocer que el 85,5 % de las empresas consultadas manifestaron tener un daño alto y muy alto debido a la pandemia del Covid-19. 

La realidad se ve reflejada en el estado de las cadenas de suministro, producción y logística que vive el gremio empresarial. Muchos comerciantes, industriales y empresarios actualmente requieren de recursos y apoyo financiero para poder recuperar las pérdidas generadas a raíz de la crisis. 

Según cifras obtenidas de Data Análisis el 74% de empresas tienen flujo de caja restringido y 91% de consumidores carecen de crédito al consumo, lo que se traduce en que los bancos se ven limitados a la hora de hacer préstamos y eso implica que las empresas como el venezolano, pierdan una importante fuente de financiamiento.

Créditos no accesibles

El Banco Central de Venezuela (BCV), mantiene una política de encaje alta que obliga a la banca a depositar el 93% de sus capacitaciones y solo pueden prestar de las mismas un 7%, lo que no da el financiamiento necesario para la recuperación del aparato productivo nacional. 

Los empresarios se encuentran en una situación delicada, en la cual no disponen de liquidez después de 100 días sin actividad, lo que implica que el empresario se encuentra autofinanciado sus costos, inversiones, entre otros gastos. Por parte de Fedecámaras se ha hecho una solicitud para bajar el encaje un 50 o 60%, para así poder reactivar la producción e invertir en los diferentes rubros de la economía señala Raúl Gil, 2do vicepresidente de CamCaroní.

La administración de Maduro con las medidas y políticas económicas que han dictado, han hecho que los empleadores tengas gastos adicionales como el pago del ISLR y el valor agregado, los cuales deben pagar de manera semanal cuando no están generando ingresos de ningún tipo. Estas medidas violan los principios que se declaran en el Nuevo Código Orgánico Tributario, como lo son: principio de legalidad, capacidad económica de los contribuyentes empresarios, libertad económica y empresarial, añade Gil.

La adopción de estas medidas económicas se han convertido en políticas confiscatorias e injustas que han afectado al sector productivo y las cadenas de producción y suministros, que atan de manos a los empresarios y las PYMES. Por su parte, Henkel García, economista y CEO de Econométrica, explica que el encaje legal ya es un medida expuesta por el Estado y las tasas son fijadas por el Sudeban, por ende los bancos no pueden hacer nada al respecto más allá de adaptarse a las nuevas políticas.

¿Qué alternativa hay?

Las mismas medidas decretadas por el Estado son las que limitan el acceso a los créditos bancarios, las tasas bajas y mucho más; lo que por consecuencia  trae la escasez de bolívares para contener el tipo de cambio y disminuir el índice de inflación que vive el país, asimismo se fijan tasas altas para que los empresarios no puedan comprar dólares a través de los créditos, “una economía sin crédito es una economía desmonetizada” señala el economista.

Se deben aplicar políticas fiscales expansivas que permitan tener tasas económicas bajas, acceder a recursos financieros externos, den la facilidad de ahorro a los empresarios y que han sido viables en otros países. Ambos expertos aseguran que los empresarios no tienen alternativa, ya que sin acceso al crédito los empresarios no pueden apoyarse en beneficios como tener facilidad a tasas preferenciales (diferente %), liquidez y flujo de caja, incrementar plazos de pago, entre otras alternativas.

Raúl Gil hace un llamado por parte de Fedecámaras Bolívar, Fedecámaras Venezuela y Consecomercio a la administración de Maduro a que se tomen en cuenta las propuestas del sector privado de:

  1. Bajar el encaje legal.
  2. Establecer políticas públicas tributarios que se cobren de manera quincenal o mensual.
  3. Dar incentivos fiscales.
  4. Derogar la ley de transacciones financieras y la ley del impuesto de grandes patrimonios.

Esto con el claro de objetivo de obtener libertad económica y dar espacio a la libre empresa, apoyar a las PyMes como a grandes industrias en su paulatina recuperación económica y productiva.

4 Comentarios

  1. El trabajo realizado, referente a Alternativas antes las restriccion del Credito, explica muy detalladamente pero sin extenderse mas de lo necesario. Utilizaste la capacidad de sintesis, que mucha gente no aplica ahora. Felicitaciones. Muy bien, Excelente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here