Ciudad Guayana.- Desde la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar exhortan a mantener la calma ante los anuncios emitidos por el Ejecutivo Nacional, con respecto al pago de los alquileres de locales comerciales y viviendas principales en el marco de la pandemia de Covid-19, y exigen que se aclaren los términos jurídicos de las medidas

Las Cámaras Inmobiliarias a nivel nacional están trabajando bajo una misma línea ante esta pandemia mundial; la principal preocupación del gremio es que los ciudadanos sigan las instrucciones de los entes del sistema de salud para protegerse del virus y se mantengan en casa cumpliendo con la cuarentena, y en segundo lugar está la integración y la necesidad de llegar a acuerdos.

Sobre las medidas anunciadas por el Ejecutivo Nacional el pasado 22 de marzo, el sector se considera uno de los más impactados y es necesaria una negociación, debido a lo controversial de suspender hasta por 6 meses el pago de los cánones de arrendamiento en locales comerciales y viviendas principales, y la falta de diálogo e integración con el sector privado.

«Aquí se aplica el principio Dura lex, sed lex la cual se traduce: «la ley es dura, pero es ley». El ejecutivo nacional solo ha pensado en una parte del sector (clientes inquilinos) sin tomar en cuenta cuanto afecta al sector de propietarios. Nuestra posición se enfoca en la búsqueda de la mediación entre ambas partes y tratar que no existan desafueros en los derechos de los propietarios a recibir sus pagos», explica el presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar, Alexander Ayala, en una posición que es respaldada por la Cámara Inmobiliaria nacional, presidida por Francisco López Domínguez.

López Domínguez señaló que se entiende que el arrendatario está en casa y no puede producir, pero aconsejó que la medida debería implementarse al ritmo que se renueva el estado de alarma, porque 6 meses es un tiempo extremadamente largo para negociar. «Hay que entender a arrendadores y no enfocarnos solo en una parte de la población», indicó.

Los representantes gremiales coinciden en que el Ejecutivo propuso la suspensión del pago de los alquileres, que afectan a una parte de la población, pero no ha suspendido o adecuado el pago del Impuesto Sobre La Renta (ISLR) que vence el 31 de marzo. Sin embargo, esperan que esto sea solventado en la reunión propuesta por Tareck El Aissami, Vicepresidente Sectorial de Economía.

Suspensión y no exoneración

La cámara no cree que haya una exoneración del pago por concepto de canon de arrendamiento, por lo que reconocen que su trabajo como asesor inmobiliario es ayudar,  mediar y conciliar de manera más humana y efectiva dichos pagos. Además recalcan que aunque el decreto no ha sido oficializado, ya que no ha salido en Gaceta Oficial, no debería estar por encima de la legislación, sino a la par, y la legislación dice que los compromisos entre las partes debes cumplirse. «La pregunta que deben realizarse los clientes inquilinos es qué va ocurrir una vez pasado los 6 meses de suspensión decretados, porque el decreto habla de suspensión por un tiempo determinado y no de la exoneración del mismo».

Sin embargo, manifestaron preocupación por la poca claridad jurídica con respecto a la medida, debido a que la anuncian en Cadena Nacional, pero no hacen pública la Gaceta Oficial, lo cual genera confusión en la población.

El gremio inmobiliario tomó la decisión de conversar con colegas, empresas inmobiliarias y clientes inquilinos, y en su mayoría aseguraron querer pagar su canon de alquiler y evitarse problemas futuros, pero destacan que varios  propietarios en Guayana se han visto preocupados por si van a percibir sus ingresos, o no.

Asimismo, está el tema del depósito dado en garantía. Este debe ser devuelvo una vez concluido el contrato de alquiler, y el mismo cubre daños a las anexidades del inmueble arrendado. Si el mismo es consumido una vez pasado los seis meses y luego existen desmejoras en el inmueble o deudas de condominio entre otras, como suele ocurrir en algunos casos, ¿cómo se exige al inquilino que repare si no hay una garantía que respalde ese compromiso?

«Va  a ocurrir el fenómeno de que el país tendrá que levantarse económicamente, por lo que será difícil pagar una deuda de 6 meses acumulada de parte del inquilino. He allí la razón de negociar desde ahora», agregó Ayala.

El presidente de la institución subrayó la importancia de tener conciencia y no aprovecharse el uno del otro porque es una situación que afecta a todos.

«Cada caso es particular en sus características; no es lo mismo un cliente que tenga alquilado un local pequeño que presta un servicio, que un gran comercio que permanece abierto y generando ventas aun en esta difícil situación de pandemia mundial, por eso la única vía justa es la negociación», puntualizó.

La Cámara Inmobiliaria se cuida mucho de hacer más que recomendaciones, ya que sin la promulgación de la Gaceta Oficial, no se puede tomar ninguna medida, porque «lo que opinemos puede quedar sin efecto si la Gaceta establece unos lineamientos diferentes, debemos analizarla para conocer sus términos y opinar con propiedad», declararon las autoridades del gremio.

Acciones

De acuerdo a los representantes del sector inmobiliario, en estos momentos solo pueden apegarse al cumplimiento de la cuarentena y al eslogan #QuédateEnCasa. Quienes no pertenezcan a las labores imprescindibles, como los médicos, comerciantes de alimentos o periodistas, deben implementar el uso de la tecnología y trabajar desde el hogar para la protección propia y de los demás venezolanos. «Evitar la propagación del virus es vital en esta semana», afirmaron.

Desde la Cámara Inmobiliaria de Venezuela y Fedecámaras Nacional se han enviado una serie de propuestas al Ejecutivo que aún no han sido contestadas.

El gremio finaliza asegurando que en momentos como estos hay que reinventarse, «estamos en una Venezuela pujante y si bien es cierto que no está fácil, el venezolano siempre ha sido creativo, siempre el pequeño empresario va a reinventarse».

 Fuente: Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar

1 Comentario

  1. Excelente análisis, el concepto de suspensión es muy diferente a exoneración, es una arma de doble filo, cuando pasado esos 6 meses el inquilino no pueda ponerse al día con esa deuda que dejó para después. En estos momentos que estamos todos de igual a igual pienso que ambas partes de manera amistosa deben llegar a un acuerdo interno, a mí me afecta esta medida en lo personal soy propietaria, creo que a él inquilino le interesa tener las puertas abiertas con el propietario para una futura renovación, o un ajuste conveniente entonces es el momento de colocar en una balanza los pro y los contra, como por ejemplo me pagas el canon de arrendamiento y al momento de renovar no ajustó el canon, o darle unos días más al inquilino para que se ponga al día mensual con su obligación. Debe existir un consenso una conversación de consciencia entre las partes contratantes porque todos estamos afectados con esta pandemia mundial y mucho más Venezuela . Aquí no se puede jugar al más vivo y aprovecharse de la situación. En estos momentos es cuando realmente vamos a dejar relucir la verdadera calidad humana de cada quien. En estos meses momentáneamente yo estoy fuera y me toca pagar renta. Y me prepare con ese gasto porque de ese pago depende mi
    tranquilidad . Gracias a Dios tenemos mentes pensantes en Venezuela, buscaremos la solución para que este punto sea analizado y que felizmente ambas partes lleguemos a un acuerdo .

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here