Trabajadores de locales nocturnos de Ciudad Guayana comentaron que los dueños de los establecimientos no les han pagado desde que inició la cuarentena, y en otros casos les han pagado, pero les dicen que no saben hasta cuándo puedan seguir haciéndolo.

El Estado de Alarma en Venezuela fue decretado el 13 de marzo por Nicolás Maduro. Desde esa fecha y hasta el día de hoy, las discotecas a lo largo del país se han mantenido cerradas como medida de distanciamiento social ante el Coronavirus. En Ciudad Guayana, locales como Lagar´s, T-rraza, El Point, Mandala, Vento, Shooters y La Barra; se encuentran cerrados desde la llegada de la pandemia al país.

Desconocen hasta cuando puedan aguantar

Un gerente del local nocturno T-rraza, ubicada en Alta Vista, Puerto Ordaz; quien prefirió mantenerse en el anonimato, explicó que se mantendrán cerrados hasta nuevo aviso. Estiman estar así durante el resto del año, por lo que la “economía nocturna” dejará de existir hasta que haya una cura contra el virus.

Con respecto al pago de trabajadores, comentó que a pesar de que no haya labor y por ende ganancias para el establecimiento; se mantienen pagando la nómina mientras sea posible. Él aseguró que no podrán sostenerse por mucho tiempo, sin embargo ese fue el acuerdo al que llegaron los dueños y empleados.

Los avances con respecto al área de la salud que ayuden a combatir al virus podrían hacer que todo cambie, pues si la cura aparece pronto, puede que el tiempo para volver a abrir se acorte. El gerente comentó que no todos los locales nocturnos se manejan igual, y que no hubo ningún tipo de reunión entre los diferentes establecimientos.

“No les importan sus empleados”

Dos bartenders, empleados fijos de la discoteca Lagar`s, ubicada en el centro comercial Costa América en Puerto Ordaz; y quienes prefirieron mantener su identidad anónima, aseguraron que durante los dos meses que llevan cerrados no han tenido ningún tipo de comunicación con los dueños del local. Comentaron que el gerente, quien es el encargado de tratar con ellos directamente, no se ha comunicado.

Ambos trabajadores expresaron sentirse inconformes con la falta de comunicación, para muchos de sus compañeros este ingreso es el único que tenían para poder vivir. Hasta ahora ninguno de ellos ha sido despedido, sin embargo están preocupados al no saber qué pasará con su trabajo.

A los dueños “no les importan sus trabajadores”, aseguró uno de los bartenders, haciendo referencia al poco compromiso y responsabilidad que tienen los propietarios y encargados del establecimiento comercial con sus empleados.

Por su parte, Jorge Gouveia, socio de la discoteca Lagars, explicó que con base en las decisiones de la administración de Nicolás Maduro, en las que se establece una Cuarentena Social y Colectiva, el equipo del local nocturno se mantiene en cierre total.

Previo a la pandemia, el salario de sus trabajadores se ubicaba por encima del salario básico, y en el caso de los bartenders y meseros, su mayor ingreso provenía de las propinas. Sin embargo, desde que se decretó el cierre total de los locales nocturnos, conversaron con sus trabajadores para informarles que al retomar buscarían un mutuo acuerdo, suspendieron el pago de las nóminas, y registraron a sus trabajadores en el Sistema Patria. 

“Entiendo las medidas. Uno tiene que poner el bienestar social por encima del económico, y si el local nocturno debe mantenerse cerrado para garantizar nuestra salud, así será, hasta que se consiga una cura que nos permita retomar”, declaró Gouveia.

Para el socio de Lagars, la diversificación laboral es la única salida a corto plazo, ya que los locales nocturnos están en los últimos escalafones de prioridades para el país, y se mantiene esperando por una actualización en las medidas, por parte de la Administración de Maduro, para tomar las decisiones correspondientes.

“Lo más probable es que no trabajemos en lo que resta del año, y tendremos que liquidar al personal nocturno. Yo solo soy un comerciante y aunque los entiendo y quisiera mantenerlos a todos, me resulta imposible si no se retoman las actividades”, anunció.

Finalmente, el empresario aclaró que entiende la posición de los trabajadores y su preocupación, ante lo cual les exhorta a buscar otros trabajos en sectores que continúen en funcionamiento.

Dj´s se ven afectados

Anderson Saldeño, dj de Ciudad Guayana, comentó que su última presentación fue hace dos meses, el 6 de marzo. Este tiempo se ha dedicado a producir su propia música, corregir detalles y mejorar toda la parte audiovisual, para que luego de la pandemia pueda volver con mejores cosas.

Al no haber eventos ni locales nocturnos en los que presentarse, ha tenido que quedarse en casa subiendo material a sus redes sociales. Sin embargo, su mayor ingreso lo obtenía a partir de las presentaciones que llevaba a cabo en los distintos locales de la ciudad. Su última presentación pautada era para el 20 de marzo, pero la llegada de la pandemia a Venezuela no se lo permitió.

A pesar de que desde Fedecámaras Bolívar se contactó con los establecimientos de El Point, Mandala, Vento y La Barra; ninguno de estos quiso dar declaraciones. Trabajadores de dichos establecimientos alegaron no estar autorizados para comentar nada. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here