El Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPPE) y el Ministerio de Comercio Nacional firmaron la resolución 024 para la fijación de matrícula en dólares en las Unidades Educativas Privadas del país. Esta resolución indica que en ningún caso queda establecido la obligatoriedad del pago en moneda distinta al Bolívar (BsS) pero, si el padre o representante prefiere hacerlo en moneda extranjera, la institución educativa debe basarse en lo publicado por la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV).

Asimismo, el documento señala que «ninguna institución educativa deberá poner como condición el pago en moneda extranjera» ni para otros trámites o documentos del estudiante, y la metodología propuesta se basa en la agrupación de costos, que deberán ser sometidos a consideración por parte de los padres y representantes a través de medios físicos y electrónicos.

ANDIEP Nacional

Fausto Romeo, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (ANDIEP), explicó al equipo de Fedecámaras Bolívar que la postura de la asociación se apoya en que deben existir libertades para la elección, «uno cuando entra a un supermercado elige los productos por su calidad y por ciertas características que busca cada cliente». El cambio se adapta a la realidad, o sea el mismo Ejecutivo Nacional se ha convertido hacía las divisas -dólares, criptomonedas, euros, entre otros- por la misma situación que se vive en el país, aseveró. 

También señaló que lo importante de esta resolución 024 es que se logró que se entendiera el Artículo 5, el cual establece lo que es el proyecto educativo, «la esencia fundamental del colegio». 

Un colegio no es solo lo que vas a pagar sino lo que se está ofreciendo, un claro ejemplo para Romeo es el del Colegio Bilingüe, donde le profesor de matemáticas aparte de sus conocimientos de la materia debe dar la materia en otro idioma; pero la esencia fundamental de ese colegio en particular es que su proyecto educativo es el bilingüe y nadie puede cambiarlo, ni los padres o representantes sino la Junta Directiva de esa institución.

Y ese proyecto educativo tiene una estructura de costos la cual puede ser calculada en la divisa que considere el colegio, y de allí se hace el cambio a la tasa oficial del BCV; con que los padres que sepan cuánto es el monto de la mensualidad en divisas ya están tranquilo, porque en los próximos meses pagarán lo mismo, y no padecerán los ajustes que se venían haciendo mes a mes debido al control cambiario, concluyó Romeo presidente de ANDIEP.

Apreciación en Ciudad Guayana

A raíz de esta nueva resolución mucho colegio privados (no subsidiados) del Municipio Caroní en el Estado Bolívar, han sido víctimas de un continuo y sistemático ataque por efecto de las Cuotas de Escolaridad para el año escolar 2020-2021, que los padres y representantes deben cancelar por el servicio educativo que se presta, informa Jhon Lara, presidente de ANDIEP Caroní.

De esta manera, también informó que es falsa la información que los montos por concepto de Cuotas de Inscripción y Mensualidad, las deciden los propietarios de forma desconsiderada, unilateral y a conveniencia, ya que los colegios privados se rigen por Resoluciones Ministeriales como la N° 114, la N° 027 y recientemente la 024. 

Las cuotas son producto de un proceso establecido en la Resolución 114 y una Estructura de Costos establecida por la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundee) en la Resolución 027, que es revisada por las Comisión de Costos del Colegio y sometida a aprobación en Asamblea de los padres y representantes miembros de cada institución, posterior a eso se somete otra vez a revisión y auditoría por el Sundde y el MPPPE. 

Con un país hiperinflacionario como lo es Venezuela, los colegios han tratado de mantener el precio de sus mensualidades entre enero – agosto del 2020, pero se hizo necesario para las instituciones indexar sus cuotas al valor real para el próximo año escolar 2020-21, pues con los costos que posee cada institución se hace imposible el sostenimiento de la misma. 

Asimismo, Jhon Lara señaló que los dueños de colegio y las Juntas Directivas deben apegarse a estas resoluciones porque están siendo supervisados por el MPPPE y el Sundee, así se vigila el procedimiento y se le da seguimiento al cumplimiento de lo emanado en la Resolución 024; además cree que esta nueva modalidad afecta el número de inscritos en las instituciones, porque no todos los padres pueden costear el monto y mucho menos con 2 o 3 hijos estudiando diferentes grados. 

Y sí los padres no pueden costear el monto para los colegios se vuelve más difícil costear para los mismos su estructura y nómina, aseguró el presidente de ANDIEP Caroní. Esta situación ahora refleja una nueva realidad del país, en donde solo los que puedan costear estos nuevos montos son los que podrán darle a sus hijos el derecho a la educación que merecen y tienen para su formación personal y profesional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here