Manuel Gil Da Silva, fiscal superior del estado Bolívar se reunió con la Cámara de Comercio del municipio Caroní (Camcaroní), asegurando que apoyaría a los comerciantes afectados por las extorsiones y robos cometidos hace un mes por funcionarios de seguridad del Estado.

Aunado a la preocupación del Fiscal Superior, el general Rodríguez Cepeda de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el secretario de seguridad ciudadana, Alex Pantín también expresaron su apoyo a Camcaroní, según lo informó el presidente de la institución, Luis Arturo Núñez.

Apoyo estatal 

Núñez, aseguró que fueron recibidos por el Fiscal Superior del estado Bolívar, quien coordinó una reunión donde Camcaroní estuvo presente. Él alegó que “la fiscalía mostró la mejor disposición en cuanto a brindar el apoyo para que se haga justicia” en referencia a lo expuesto durante la reunión.

Desde la cámara afirmaron que el motivo por el cual se dio el encuentro fue gracias a la difusión de la denuncia sobre extorsiones a través de los distintos medios de comunicación. “Gracias a la difusión de las denuncias, fue que se recibió la llamada de parte del Fiscal Superior y el general Rodríguez Cepeda de la GNB y Alex Panti, secretario de seguridad ciudadana”. 

“Hay ciertos organismos de seguridad que tienen mayor incidencia en este tipo de delitos, pero desde que se hizo pública la denuncia, los casos disminuyeron. Sin embargo, se desconoce si es por miedo o porque se haya hecho justicia en contra de los funcionarios que cometieron los delitos”, concluyó el presidente de la Cámara de Comercio de Caroní.

No hay credibilidad

A pesar del apoyo que a nivel estatal están queriendo brindar, los comerciantes afectados no denuncian los casos ante instituciones gubernamentales. Para Núñez, esto se debe a que “hay un punto en el que no existe la credibilidad suficiente en las instituciones, pues una vez que desde la cámara se hizo el contacto con los comerciantes afectados, los mismos hicieron entender que no están en la disposición de denunciar ante un fiscal de la zona. Tienen el temor de que los mismos puedan comprometerlos y ponerlos en riesgo”.

De parte del Fiscal General, se explicó que quien denunciara que había sido víctima por delitos de extorsión y robo serían protegidos a través de la asignación de un funcionario de seguridad personal, sin embargo el presidente de la cámara, aseveró que “el miedo radica en que quizás te asignan a un policía que es amigo de otro policía que se vio afectado por la denuncia emitida”.

En relación con las pérdidas económicas al día de hoy, Núñez, dijo que “se ubican entre $10 mil dólares y $1500 dólares, pero en muchos de los casos pasa que al comerciante le quitan la mercancía más el dinero, llegando a aumentar”, a su vez, afirmó que, “cuando nosotros cuantificamos unas 5 o 6 denuncias, nos dimos cuenta que las pérdidas eran cercanas a los 70 mil dólares”.

Sin embargo, desde Camcaroní, teniendo en cuenta la información que manejan, aseguraron que a estas cifras hay que sumarle las personas afectadas que no denuncian, llevando las cifras monetarias a un número que “fácil podría llegar a los 200 mil dólares mensuales en pérdidas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here