El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Unicef y ONU Mujeres realizó un conversatorio sobre la transición de la casa al trabajo para los padres mientras que sus hijos no regresan a los colegios y escuelas. Durante este conversatorio Olga Orozco, Coordinadora Regional OIT de Proyecto CERALC, dio a conocer cifras sobre la caída del PIB en América Latina y el Caribe del 5%, una desocupación laboral del 11% y la pobreza asciende a un 35%.

Las escuelas están cerradas en 23 países y en 12 territorios en América latina y el Caribe, afectando así a 141 millones de niños y niñas desde preescolar hasta la secundaria, además de 12 millones de niños, niñas y adolescentes fuera de la escuela. Esto implica el limitado acceso a servicios que acompañaban la escuela, como la alimentación, salud, agua, higiene, actividades extracurriculares y apoyo psicosocial.

Los empleados y padres se encuentra en una situación de estrés alta debido al cuidado que deben tener de los niños al retomar las actividades laborales, el riesgo de contagio de los miembros de la familia, la logística en los procesos básicos (transporte, comidas, actividades), incertidumbre y los riesgos asociados a la crisis. Aunque hay teletrabajo desde casa full time, el reto para los empresarios es flexibilizar horarios para que padres y madres puedan cuidar de sus hijos. 

Las empresas deben incluir el cuidado de niños en sus áreas laborales; Orozco señaló que los planes de regreso a la oficina deben basarse en las necesidades del negocio y las condiciones y necesidades de sus empleados.

Es importante contar con información sobre la situación de sus empleados y sus necesidades, sus vulnerabilidades, sus miedos y ansiedades; además se deben ejecutar modelos mixtos, desde turnos rotativos hasta continuación del teletrabajo de acuerdo al sector. Asegurar la prevención de los riesgos de contaminación es primordial además de brindar herramientas concretas y mensajes para el manejo del stress y evitar el burnout (La Organización Mundial de la Salud reconoció el “burnout” como el agotamiento mental, emocional y físico causado por el trabajo).

Políticas favorables para los empresarios y las familias

UNICEF, la OIT y ONU Mujeres proponen considerar políticas favorables que beneficien a todas las partes involucradas en el mundo laboral. Los acuerdos que se tomen deben ser flexibles, estos acuerdos deben apoyar a los padres en opciones apropiadas y seguras para el cuidado de niños.

El área de trabajo debe contar con protección sanitaria para sus empleados y prevenir el riesgo de incidentes o contagio. Yannig Dussart, Gerente de Desarrollo de la Primera Infancia, señala que las empresas deben evaluar las condiciones y necesidades en que se encuentra su personal, hacer un informe anexo a un monitoreo de la situación y agregar dentro de las organizaciones centro de atención infantil para los trabajadores.

La principal inquietud que hay en la sociedad es ¿qué se hará después del confinamiento? asegura Mauricio López González, Director Ejecutivo de la Red Colombiana del Pacto Global. Es importante la visión de los empleadores en este proceso, existe una transición de la calle a la casa y ahora de la casa a la calle, en esta última fase es donde se encuentra el temor del trabajador y las expectativas del empresario por recuperarse después de la cuarentena.

“En este momento se vive una constante de ensayo y error infortunio” expresa López, por parte de los empresarios y los trabajadores tiene que existir una comprensión de esta situación. La incertidumbre que tienen los trabajadores, papá y mamá, está en “¿quién se queda con los pequeños?”, hay una realidad incierta de la cual solo queda el aprendizaje.

Panel de discusión empresarial

Por parte de la compañía distribuidora de combustible Terpel Panamá, su CEO Gustavo Rodríguez expuso que la empresa ha logrado el equilibrio en el trabajo, debido a su mensaje clave: Terpel contigo y tu familia en casa. La empresa ha logrado adaptarse al teletrabajo y no se ha despedido a nadie.

El plan que tiene la compañía es retomar sus actividades a través de horarios flexibles; con sus trabajadores organizaron horarios para cumplir sus funciones laborales aplicando pausas activas, que son rotaciones de horarios en las diferentes estaciones sin parar su producción. Rodríguez enfatiza que el acompañamiento y la ayuda psicológica que han aplicado durante el desconfinamiento en Panamá ha permitido disminuir los niveles de ansiedad y estrés en sus trabajadores.

Las condiciones de bioseguridad en el retorno a las actividades comerciales y productivas es necesario para un retorno seguro. Sissy Añez, gerente de Comunicación corporativa y RSE de Farmacorp Bolivia, declara que en 77 días de confinamiento un 94% del personal siguen laborando en puntos de ventas. 

La Cadena Nacional de Farmacias Farmacorp, ofrece empleos de calidad en el que el acceso a la educación, la salud y la diversión están garantizados para sus empleados y familiares. Añez sostiene que la empatía, remuneración justa y las condiciones equitativas han permito a la cadena de farmacias seguir con sus actividades regulares.

La adaptación y responsabilidad que han tomado como compromiso con sus trabajadores en conjunto con la seguridad emocional ha hecho que su retorno al trabajo sea seguro para todos los miembros de Farmacorp Bolivia. Han flexibilizado su dinámica laboral con tareas en horas remotas y horarios en cual el personal pueda acudir a cumplir con sus funciones.

Por su parte, Alberto Almendres, Director General de la Cámara Oficial de Comercio de España en Perú, sugiere construir foros y guías que eduquen a cómo se trabaja en casa. Las grandes empresas pueden reinventarse fácilmente pero las pequeñas y medianas deben inventar ideas y buscar alternativas.

La existencia de protocolos y medidas sanitarias creará confianza en clientes y colaboradores por parte de la empresa, lo que permitirá que su adaptación en este nuevo mercado sea más sencillo, “cambiar y reinventarse es crucial en este proceso, debe existir un manual de recomendaciones por parte de las empresas en cómo los padres pueden planificarse y a su vez crear actividades recreativas para sus hijos” declaró Almendres.

El regreso al trabajo es un reto actualmente, con padres a medio tiempo otra vez y sin niños poder asistir a sus escuelas o colegios, incrementa el estrés de los padres por la educación de sus niños. Existe el proyecto “Conducta Empresarial Responsable en América Latina y el Caribe (CERALC)” financiado por la Unión Europea (UE) e implementado en colaboración con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). 

Este proyecto pretende promover un crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo en la UE y en América Latina y el Caribe, mediante el apoyo a prácticas de conducta empresarial responsable, en línea con los instrumentos de las Naciones Unidas, la OIT y la OCDE. Las empresas a través de este proyecto podrán abordar, identificar y prevenir los diferentes impactos adversos sobres los derechos humanos, trabajo decente y medio ambiente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here