El 17 de mayo se celebró el Día Mundial del Internet, en esta ocasión en el contexto de la pandemia del COVID-19 y el tema en general de reflexión estuvo alrededor del «rol y aporte del Internet en estos tiempos».

De allí algunas reflexiones, que quiero compartir. Lo primero es puntualizar que el internet, como cualquier tecnología, es una «herramienta» y es el ser humano quien puede hacer uso adecuado o inadecuado de ella. Con esto asumimos cada uno nuestra responsabilidad. Difiero de quienes opinan que: «el internet es un peligro», «el internet  nos está separando» y como ellas, tantas otras expresiones extremas, que lo que demuestran es un análisis con «focus de control externo», es decir, responsabilizar a otros (personas, objetos, etc.) de lo que nos pasa. Como sociedad siempre construimos soluciones a los retos.

Al igual que internet tiene un rol en esta época, lo ha tenido y lo tendrá en todas las áreas de la sociedad, así que olvidemos esa expresión repetida por algunos: «antes era mejor porque se podía…» ¡Cuidado con ello!, porque se trata de la evolución y en 20 años nosotros podríamos estar diciendo, «antes era mejor porque se podía hacer esto o lo otro». Lo cual sería un ciclo interminable de no reconocer que se trata de «adaptase al cambio». 

Identificar los beneficios del internet en estos tiempos de pandemia del COVID-19, nos lleva a tomar otro nivel de conciencia, por ejemplo:  

1.-Mantenernos informados. Esto ha sido fundamental, nunca antes la comunicación global había sido tan importante. No sólo para temas de prevención y medidas sanitarias que brindan los organismos internacionales y gobiernos, sino también para el desarrollo de muchas actividades de la vida diaria como; el comunicarnos con nuestros familiares, el entretenimiento, la educación, participar en oficios religiosos, organizar formas de ayudar, entre otros. 

2.- Gestionar Servicios (delivery). Continuar con servicios mínimos de compras de alimentos, medicamentos y otros elementos para el desarrollo de las actividades y mantener al mismo tiempo, parte de la economía funcionando.

3.-Teletrabajo. Una gran parte de las operaciones de las empresas y organizaciones, han continuado mediante esta modalidad. Por cierto, hoy se dice, que esta realidad adelanta lo previsto para el año 2030 y que muchas empresas luego de la cuarentena, la asumirán por los innumerables beneficios para todos, entre ellos de menor impacto ambiental.

Y como estos muchos otros beneficios que lo invito a identificar en lo personal y lo global. Por supuesto que también existen riesgos del uso del internet en esta época, como con cualquier tecnología. Personas que lo usan de forma inadecuada, para generar ¨Noticias Falsas¨, capturar incautos y robarles información y datos importantes (Hackear), por mencionar sólo algunos. 

Pero el antídoto para todos ellos es la educación, para saber identificarlas y tomar las medidas de prevención. Por cierto, esto no surge exclusivamente en esta época de pandemia, sino desde unos años atrás y seguirá evolucionando, al igual que las formas de frenarlo.En un artículo limitado por el espacio, no se pueden abordar todas las perspectivas y vertientes del análisis, pero en términos generales es un aporte de ideas para el debate que permitan la reflexión y lograr fortalecer esos niveles de conciencia para ser más resilientes. En conclusión, el «internet» es una herramienta para adaptarnos al cambio, que nos plantea el COVID-19.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here