El Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra ratificó este jueves que el Reino Unido «reconoce inequívocamente» a Juan Guaidó como el presidente interino constitucional de Venezuela, luego de la disputa generada por la insistencia de la administración de Nicolás Maduro para vender los lingotes de oro valuados en $1000 millones depositados en el Banco de Inglaterra.

El economista y diputado opositor, José Guerra, declaró ante el equipo de Fedecámaras Bolívar que la decisión del juez Nigel Teare fue acorde y conforme a las leyes británicas en lo contemplado en la Alta Corte de Londres; lugar donde se dirimió el caso. “La decisión fue positiva porque de otro modo ese oro valorado en $1000 millones hubiese caído en las manos de la administración de Nicolás Maduro, siendo utilizado para pagar a Irán y a Rusia las deudas que tienen con ellos”, expresó.

La administración de Maduro, días atrás había alegado que necesitaban disponer del oro para seguir con la lucha contra el Covid – 19, que durante las últimas semanas, según cifras de su administración, ha tenido un incremento de casos exponencial a días anteriores.

Puede haber un impacto económico a futuro

Guerra explicó que, a nivel económico, la decisión no tiene impacto por el momento, más allá de privar a la administración de Maduro de unos recursos que no tienen mayor incidencia en la economía venezolana. A pesar de ello, él aseguró que “puede tener mayor incidencia social si el gobierno de Juan Guaidó decide aplicar parte de esos recursos para conjurar y apoyar a los venezolanos que se encuentran en situación de extrema dificultad y como ayuda para enfrentar al Covid – 19 en el país”.

Nicolás Maduro anunció que su administración apelará ante esta decisión, sin embargo, para el economista y diputado es algo inviable porque, a pesar de que lo pueden hacer, no van a lograr nada con ello. Para él la apelación demuestra las prioridades de la administración de Nicolás Maduro, en donde se invierten los recursos públicos en abogados que son miembros de un buffer “que defiende causas innobles” y es muy costoso. “Se gastarán entre 4 y 5 millones de dólares en honorarios que al final no tendrán nada favorable para ellos”, mientras los venezolanos continúan enfrentando las consecuencias del Covid-19 en la economía.

Con respecto a la disposición de los recursos, el diputado Guerra, aseguró que es algo que va a depender plenamente de la Asamblea Nacional (AN), pero desde su punto de vista; él considera que se debería usar una parte o su totalidad para enfrentar la pandemia y ayudar a los venezolanos que tienen mayores dificultades tanto en Venezuela como en el exterior.

Se nombró una directiva legítima

El diputado explicó que desde la AN lo que se hizo para impulsar este tema fue nombrar la directiva Ad Hoc legítima del Banco Central de Venezuela (BCV), acción realizada precisamente para este caso del oro, debido a que, si no fuera por ello, se hubiese perdido frente la Administración de Maduro y sería usado para pagar deudas con Irán y con Rusia.

Otra razón para lo que se nombró a esta directiva fue para recuperar durante el mes de abril otros 342 millones de dólares que estaban en la reserva federal de Nueva York en los Estados Unidos, pero que antes se encontraba en las arcas de la empresa estadounidense CitiBank. Guerra explicó al igual que con el oro, “si no actuaba la Asamblea Nacional el dinero se hubiese perdido”.

Según un hilo en la red social Twitter que hizo el diputado José Guerra en su cuenta personal (JoseAGuerra), el oro venezolano terminó bajo la custodia del Banco de Inglaterra, luego de un intercambio aurífero entre el BCV y el Deutch Bank, durante el año 2015 y 2016, de los cuales quedaron esos 1000 millones en oro remanentes. 

Reacción del oficialismo

El BCV presidido por Calixto Ortega, calificó como “absurda e insólita” esta decisión del tribunal inglés. Además refiere que se pretende privar al pueblo venezolano de recursos necesarios para hacer frente al Covid-19.

Abogados que representan al BCV en la demanda contra el Banco de Inglaterra,  anunciaron que la apelación se efectuará por considerar que el juez Nigel Teare desconoce “la realidad sobre el terreno”, haciendo referencia a la situación política y social que se vive en Venezuela. 

Esta misma representación alegó que el Gobierno Inglés mantiene relaciones diplomáticas con Caracas y que ninguno de los miembros de la junta directiva nombrados por el gobierno de Guaidó viven en Venezuela. Para ellos esto significa que Inglaterra debe reconocer a Maduro por encima del líder opositor, según apuntó un texto firmado por el abogado principal del oficialismo, Sarosh Zaiwalla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here