Este 20 de agosto se celebra en Venezuela el Día Nacional del Bombero, es oportuno dar un reconocimiento a quienes ejercen esta noble profesión, que está al servicio del ciudadano y que muchas veces arriesgan su vida al atender emergencias.

En todos los países, el rol del bombero o especialista en emergencias es fundamental y más en este mundo VICA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) que vivimos actualmente. Con la pandemia del COVID-19, eventos de incendios, inundaciones, accidentes, etc., nos damos cuenta que todo puede cambiar en un momento. Con un mayor o menor impacto en las empresas y la sociedad en general. 

Es importante por ello, tener ciertos conocimientos en algunas de estas áreas de cómo gestionar emergencias y riesgos, para poder afrontar mejor estos escenarios y salir airosos y con aprendizajes. Muchos de ustedes cuando niños, al preguntarles qué quieren ser cuando grande exclamaban: «bomberos». Quizás porque todos llevamos dentro ese deseo de ayudar y ese sentido de autoprotección y cuidado.

Es evidente, que cuando crecemos una parte importante del ser humano cambia, perdiendo esa capacidad de autocuidado y de preparación ante emergencias. Requerimos entonces, la capacidad de previsión que nos pueda ayudar a superar situaciones de este mundo VICA.

Los desafíos que hoy vivimos con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (agenda 2030 ONU), son un ejemplo de lo que nos falta por aprender, de esta visión preventiva para gestionar situaciones de emergencias o escenarios de riesgos. En esta agenda están descritos los grandes problemas, sin embargo, podemos revisarlos desde la óptica de lo que puede pasar de no atenderse oportunamente. 

Por ello, no se trata de un mero tema de regulaciones legales que debemos cumplir porque es obligatorio, tener el certificado de conformidad de los espacios expedida por el Cuerpo de Bomberos, o de los requerimientos de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo correspondiente y reglamentos asociados a bomberos y emergencias. Es la convicción que una buena preparación con acciones de prevención, son determinantes al momento de ocurrir un escenario de emergencias.

Es importante también, estar atentos a la tendencia mundial, que plantean diferentes organizaciones técnicas internacionales, con sus recomendaciones y estudios, para prever escenarios y prepararnos para ellos. También buenas prácticas internacionales con el uso de normas como: NFPA, ISO 31000 Gestión de Riesgos,  ISO 22320 Gestión de Emergencias, así como la ISO 22301 Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio.

Tenemos mucho que aprender de los Bomberos. El Mundo VICA que vivimos hoy con el COVID-19 y otros escenarios que están ocurriendo, nos debe llevar a reflexionar y rescatar ese pensamiento de niño de querer ser un «bombero», desde cada espacio o rol que ocupemos en la sociedad. Feliz Día del Bombero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here