Las redes sociales hoy en día se han convertido en un lugar donde así como hay usuarios reales, también hay bots y cuentas fantasmas creados para fines que van más allá de la razón para la que fueron creados estos ambientes digitales, siendo esta: la comunicación entre usuarios a lo largo del mundo.

Según un artículo del medio BBC, cada vez es más difícil adivinar qué parte de lo que vemos en las plataformas digitales es real. En redes sociales como Twitter y Facebook, los bots (cuentas automatizadas o seguidores fantasmas) han protagonizado durante años titulares a lo largo del planeta tierra, propiciando la desinformación a nivel mundial, que según el medio Statista durante el año 2019, tanto en España como en algunos países de América Latina, más del 70% de los usuarios online afirman estar preocupados por la desinformación ligada a la propaganda o manipulación en redes.

José Moreno, ingeniero informático, explicó que un bot es un programa informático, diseñado para realizar una tarea en específica, por lo que al pedirle que haga algo distinto de lo que fue programado responderá erróneamente, pudiendo colapsar. La diferencia entre ello y  un ser humano, es que el humano puede realizar otras tareas además de su trabajo.

Empresas utilizan bots

Moreno, aseguró que hoy en día en las redes sociales se utilizan mucho los chatbots.  Esto debido a que una persona cumple un horario de trabajo y puede que en ciertas horas no pueda responder, siendo el chatbot quién esté disponible siempre que sea requerido, pudiendo ser entrenado en tópicos específico de una empresa o área de trabajo para poder mantener una conversación con el cliente, brindándole una atención satisfactoria. El uso de este tipo de bots en específico ayudan al marketing de la empresa, pues no a todos los usuarios les gusta esperar durante horas para ser atendidos. 

El ingeniero agregó que un bot que pueda realizar tareas repetitivas y tediosas, permite que el negocio pueda destinar al personal a realizar otras actividades que requieran de una mayor concentración; aumentando la productividad de la empresa.

Un problema que podría evidenciarse más allá de la ayuda que brindan los bots a las empresas, es que con los avances de inteligencia artificial cada día los bots se van volviendo más inteligentes, el programador lo va entrenando; enseñándole palabras, luego las usa en frases y posibles respuestas. El bot al entender eso cuándo una persona tenga una conversación con él y use palabras para las que fue entrenado podrá dar respuestas acertadas. En pocas palabras un bot se vuelve más inteligente con el paso del tiempo, siempre y cuando hayan interacciones que lo mantengan activo, afirmó José Moreno.

Durante el año 2017, la división de Facebook de desarrollo de inteligencia artificial (Facebook Artificial Intelligence Researchers) creó un sistema dedicado para ver cómo era capaz de interactuar en las negociaciones, sin embargo tuvieron que desactivar ambos bots debido a que estaban desarrollando su propio idioma. Ante la dificultad de la comunicación entre el sistema y el ser humano, Facebook tomó la acción de apagarlo antes de perder por completo el control, siendo este un problema porque podrían convertirse en programas independientes capaces de hacer lo que quisieran dentro de sus posibilidades, fuera del alcance del humano. 

Usuarios fantasma 

Luciano Méndez, director de Strategio Creative Studio y profesor universitario, explicó que los usuarios fantasma son aquellos que se crean cuentas además de la original, para hacer cosas que con la de su propia identidad no harían. Esto trae como consecuencia que las plataformas digitales están llenas de cuentas innecesarias con fines que no son precisamente positivos. 

El directo de Strategio, considera que la manera en que se diferencia a usuarios reales de fantasmas, es a partir de: following, en el que por lo general los usuarios fantasma tienen pocos seguidores, pero muchos seguidos. Otro indicador es que son cuentas privadas, pues de esta forma evitan ser analizadas, y regularmente no utilizan una foto de perfil, pero en caso de usarla tienden a ser imágenes muy generales. En casos más extremos, estos usuarios suplantan identidades con fines delictivos. 

José Moreno, expresó que los fines de los bots son variados, pero todos tienen en común que han sido creados para aligerar la carga a una persona o ser su asistente personal. Como ejemplo actual existen: Siri de Apple, Alexa de Amazon y el asistente de Google, cuya labor radica en ayudar en lo que quien los haya adquirido necesite; desde buscar una canción hasta enviar mensajes de texto y muchas cosas más. 

Alan turing, el padre la computación moderna, diseño en los años 50 una prueba conocida como el Test de Turing, el cual  consistió en que una persona observé la conversación entre una persona y una máquina, de modo que pueda determinar quién es la máquina y quién el humano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here