La llegada del dólar a Venezuela logró que la escasez de bolívares en efectivo no afectara gravemente  a los venezolanos, quienes empezaron a utilizar divisas para llevar a cabo sus transacciones diarias y como método de ahorro para hacerle frente a la hiperinflación.

A pesar de ello, actividades específicas como pagar transporte público se dificultan cada vez más por su bajo costo en bolívares y el nulo escaso poder de ahorro del venezolano. Por su parte, entidades bancarias como el Banco Venezuela, dan 200 mil bolívares en efectivo por taquilla y 300 mil por cajero. Esto al día de hoy representa menos de un dólar americano, lo cual viene siendo el equivalente del sueldo mínimo de los venezolanos.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), indicó que 79,3% de los venezolanos están viviendo en pobreza extrema y 96,2% son pobres, para el cierre del año 2019. Esto de acuerdo al criterio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que considera a alguien que percibe un sueldo menor a 1,9 dólares diarios como una persona que viven en pobreza extrema.

¿Servirá un nuevo cono monetario?

Henkel García, economista y director de Econométrica, afirmó que “no tiene sentido implementar un nuevo cono monetario”, esto en referencia al hecho de que si no se toma la medida en medio de un “verdadero plan” que ataque diferentes aristas de la situación venezolana, será una acción si repercusiones positivas en la economía venezolana a largo plazo.

Para el economista no basta con hacerle frente a la parte inflacionaria de la economía. “Para dominar la inflación hay que luchar contra otros grandes males de la economía. Sin hacer eso no tiene sentido, como ocurrió en las dos ocasiones distintas, que funcionaron en el corto plazo de uno o dos años para mejorar ciertas transacciones, pero no más allá”, explicó.

Los últimos cambios del cono monetario en Venezuela se suscitaron entre 2018 y 2019. En el primero de estos dos años, la administración de Nicolás Maduro había eliminado cinco ceros al bolívar, con un cono monetario de ocho billetes con un valor de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares, acompañados de dos monedas de 50 céntimos y 1 bolívar. Ya para 2019 se volvió a modificar el mismo, al agregar tres nuevos billetes que eran el equivalente a 10 mil, 20 mil y 50 mil bolívares.

“No quieren bolívares”

El director de Econométrica, aseveró que “la gente no quiere bolívares en cualquiera de sus modalidades para ahorrar”. Actualmente el dinero en Venezuela es transaccional, es decir, alguien recibe los bolívares y automáticamente los cambia a dólares o paga con ello bienes y servicios antes de que la moneda se devalúe. “Acumular efectivo es estar dispuesto a perder el poder de compra con el fin de poder pagar algo en específico como el transporte público”, aseguró.

En referencia a la vigencia de un supuesto nuevo cono monetario, García comentó que “es difícil predecir el tiempo de vida de los billetes al igual que de la hiperinflación. Sin embargo, mientras haya un fenómeno inflacionario como el que atraviesa Venezuela, el tiempo de vida es menor a cinco años, aproximadamente”.

A pesar de que el dinero en efectivo es una necesidad en cualquier lugar del mundo, en Venezuela, como en buena parte del globo terráqueo las operaciones se han ido digitalizando. Sin embargo, en el caso venezolano, hay complicaciones que dificultan este tipo de transacciones como lo son las malas conexiones telefónicas y el paupérrimo servicio de conexión a internet, el cual se ubica en el número 175 de 176 países según un estudio del Speedtest Global Index.

Henkel García, recalcó que “estas fallas y debilidades nos impactarían más si no estuviésemos tan dolarizados. La dolarización hace que la necesidad de nuevos conos desaparezca”. En relación con la dificultad de pagar en dólares el uso de transporte público, el economista afirmó que “no es posible dolarizar –el servicio- porque tendrían que hacer un aumento muy grande ante la falta de uso de monedas en divisas. La necesidad del efectivo se alivia con el efectivo en dólares, pero en casos específicos esa alternativa no trasciende”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here