El presidente de Estados Unidos admitió haber sido optimista ante el Coronavirus, debido al impacto que ha tenido sobre el país. Sin embargo no se puede decir que alguna potencia ha sobreestimado el virus, menos Donald Trump, solo son perspectivas diferentes de una posición que afecta el discurso.

Giuliana De La Torre, explicó que esto quiere decir que los gobiernos y Trump, asumen que el coronavirus va a diezmar a la población hagan lo que hagan. La cuarentena es una medida que permite controlar mejor los casos pero no es una solución, controlar significa identificar y distribuir los recursos sanitarios según el foco infeccioso superior.

Entonces, ¿Trump se equivocó? Él representa una posición de proteger los ciclos económicos porque las consecuencias de la recesión lucen, a primera vista, tan fatales como morir por COVID-19, en ese sentido, observamos el histórico rescate individualizado por familia que emitió los Estados Unidos a sus ciudadanos. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), respondió las críticas hechas por el presidente Trump, donde aseguraba que tuvieron tiempo de sobra para alertar sobre el virus y no lo hicieron. La OMS, le contestó que no politizara el virus, pues es momento de unirse y no de intentar ganar puntos políticos. 

China como superpotencia mundial

De La Torre asegura que China es una superpotencia económica y financiera, aún no alcanza el nivel militar de Estados Unidos pero está muy cerca. Con respecto a sus alianzas internacionales, son más amplias porque se basan en el comercio internacional de las necesidades de todos los humanos. EEUU en los años anteriores a Trump, se especializaban en sus propios nichos.

Es necesario destacar que China lleva 20 años compitiendo agresivamente por el puesto de superpotencia. Hace 10 años el debate eran los BRICS, pero el motor económico era China. Ellos se encargaban de emitir préstamos para la producción de materia prima en los BRICS y países inmediatos así como endeudaba a todo el mundo para garantizar un flujo de caja de sus arcas.

Los BRICS, son las potencias emergentes como Brasil, India, Sudáfrica. En el debate de modificar el Consejo de Seguridad de UN está la propuesta, junto a otras, de incluir puestos para los BRICS, bloque político de países en vías de desarrollo muy avanzados y posiblemente capaces de hacerle competencia a las potencias.

Es difícil predecir un nuevo orden mundial

Giuliana De La Torre expresó que es muy temprano para predecir cómo quedará el nuevo orden mundial, porque no están claros todos los detalles del impacto. Las potencias seguirán siendo las potencias, pero su capacidad de influencia variará, depende de la gestión interna de la crisis y el apoyo que den a sus vecinos/Naciones.

Ella prefiere señalar cuáles ítems van a modificar el sistema como lo conocemos, teniendo presente que el coeficiente de Gini aumentará comparativamente entre naciones, porque las vulnerabilidades y voluntades políticas marcan la pauta. Estos ítems son: desarrollo tecnológico y dependencia/uso de sistemas y apps, sistemas de salud y comercio internacional. Desde hace tiempo se ha trabajado en la innovación tecnológica pero la necesidad de cambios inminentes ha encontrado el escenario perfecto, pues se prevé que esta crisis se extienda hasta septiembre. Hay que tener en cuenta que una vacuna tarda al menos un año en pruebas para validar su venta.

Recalcó, que las muertes en sí no generan un nuevo orden mundial, porque las sociedades se recuperan según su capacidad económica y lazos políticos. Han existido casos en la historia donde un grupo de países bloquea a un particular, éste es destruido pero luego es necesitado para una lucha mayor, y se recupera.

Coeficiente de Gini es el índice de desigualdad. Dependiendo de la fuente se puede considerar sólo económico o social, pero los índices han evolucionado. Ahora la pobreza no es solo nivel de ganancia, también es acceso a vivienda, sistema de salud, seguro social, etc.

Cambios necesarios a futuro

Entre los cambios en materia de salud será necesario que las naciones puedan tomar mejores decisiones en materia de salud pero, en especial, que la gente tome consciencia de qué es un virus, cómo se controla y cómo se elimina. 

De La Torre, comentó que las mejores lecciones serán tomadas por aquellas naciones que tengan el menor número de muertos y una clave de eso es detectar el virus en su etapa temprana, acciones asociadas a esto serán vitales y varía según cada país. 

La accesibilidad al sistema de salud público o privado será un tema de debate pues, está claro, que los gobiernos son elementales y deben tener una función de coordinación, fortaleciendo su rol protagónico sobre la sociedad.

La tecnología e internet toman importancia, se está presionando a todo tipo de instituciones a acudir a la web para su gestión, funcionamiento y existencia. Impactará en las empresas, gobiernos y educación. Ni siquiera en EEUU todos tienen equipos o internet para tele trabajar o estudiar. Millones de niños son afectados por la cuarentena sin soluciones inmediatas y millones de personas no saben usar la web. Algunos Estados sí harán cambios en este punto y el big data impondrá más su necesidad de inversión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here