En el artículo anterior quedamos en el tópico de la importancia de Citgo Holding Inc, como garantía del bono PDVSA 2020. En esta entrega nos concentraremos en el rollo institucional que se ha creado alrededor de la deuda  y en particular en el riesgo cierto de que Venezuela pierda el activo dado en  garantía.  

El pago del bono PDVSA 2020 no es un cuento cualquiera. Su trama es tan complicada que no permite despacharlo a la ligera. Es toda una madeja de dudas, intrigas, omisiones, razonamientos jurídicos y financieros, decisiones contrapuestas y por supuesto, los errores o equivocaciones  que al final del día no son fáciles de entender para el común de los venezolanos.

La siguiente es una síntesis que he preparado sobre los hechos y decisiones conocidas hasta la fecha para que el lector comprenda mejor los intríngulis del caso y pueda conformar su propia opinión. Veamos: 

1.- El gobierno de Maduro ofrece el canje del bono 2017 por el bono 2020, dando como garantía de pago el 50.1% de las acciones de Citgo y haciendo caso omiso a la aprobación previa de la operación por parte de la Asamblea presidida por Juan Guaidó,  con base en el artículo 150 de la Constitución Nacional. 

2.- Los bonistas aceptan la oferta de canje con la garantía incluida y se inicia así la etapa de refinanciamiento.

3.- Vencido el plazo del refinanciamiento, los bonitas exigen el pago correspondiente a lo que el gobierno de Maduro responde con el planteamiento de una negociación entre las partes, dada la carencia de recursos para cumplir con el pago.

4.- Los bonistas se reservan el derecho de solicitar ante las instancias judiciales  la ejecución de la garantía de Citgo, lo cual pone en riesgo factible de que Venezuela pierda gran parte de ese activo.

5.- Ante esta posibilidad, la Asamblea presidida por Guaidó advierte que la operación de refinanciamiento es fraudulenta en razón de que para ofrecer la garantía de Citgo se requiere la aprobación previa de la AN, lo cual no se había cumplido.

6.- En previsión de que los bonistas exigieran efectivamente el pago vencido con las acciones de Citgo y que por efecto el país perdiera el dominio sobre la propiedad del holding, la Asamblea presidida por Guaidó decide adelantar un pago con recursos propios y bajo el supuesto de que siendo así los bonistas desistirían de solicitar la ejecución de la garantía.

7.- La Asamblea Nacional hace efectivo el pago a los bonistas por un monto de 71.559.991,25 millones de dólares en abril de 2019, lo cual puede entenderse como un reconocimiento o convalidación de la deuda y sus respectivas obligaciones, por parte de la AN.

8.- Después de efectuado el pago, la AN advierte de nuevo la ilegalidad de la deuda por el bono 2020 con base al desacato del artículo 150 de la Constitución Nacional y procede a demandar  la nulidad de la operación ante la Corte de Distrito de Nueva York.   

9.- La Constitución Nacional estipula en su artículo 150 lo siguiente: “la celebración de los contratos de interés público nacional requiere la aprobación de la Asamblea Nacional en los casos que determine la ley”.

10.- Un reconocido analista financiero afirma que la AN advirtió el desacato del artículo 150, pero no negó la autorización sobre la garantía de Sitgo, actuando de manera contraria a una decisión suya tomada con anterioridad a la del bono 2020 de no autorizar el bono Venezuela 2036, propuesto por el gobierno de Maduro en diciembre de 2016, razón por la cual la emisión de ese bono quedó sin efecto.

11.- La Corte de Distrito de Nueva York dictaminó el fallo en contra de la demanda impuesta por la Asamblea Nacional que preside Guaidó y autorizó al fideicomisario MUFG Union Bank a tomar las medidas necesarias para ejecutar la garantía. 

12.- No obstante la decisión de la Corte de Nueva York, Citgo sigue protegida ya que existe una Orden Ejecutiva (GL5) de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que impide la ejecución de cualquier acreencia por parte de los tenedores del Bono Pdvsa 2020, cuya orden tiene vigencia hasta el 19 de enero de 2021

13.- Además de la demanda por el PDVSA 2020, Citgo tiene otros reclamos en proceso judicial introducidos por Crystallex y ConocoPhilips, cuyos fallos están pendientes.   

En la próxima entrega veremos los razonamientos en discusión, con su carga de incoherencias y contradicciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here