A partir de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara la Covid-19 como una enfermedad endémica, entendemos que debemos convivir con ella como sociedad, así como lo hacemos con muchas otras enfermedades que nos afectan permanentemente o por períodos (cólera, dengue, fiebre amarilla, entre otras). A la espera que produzca la vacuna, que ayude a minimizar de una forma efectiva su contagio.

Por ello, cada país viene planificando y desarrollando las medidas para lo que se ha denominado la “Nueva Normalidad” y poder continuar con las actividades del ser humano, basados en las regulaciones que establecen la obligatoriedad de protocolos de bioseguridad, además de las medidas políticas y económicas.

Desde el punto de vista empresarial, algunas realidades fundamentales que se han puesto a la vista para este importante sector son:

1.-La importancia de la gestión de la seguridad y salud en el trabajo a través de los protocolos o procedimientos de Bioseguridad para la Covid-19.

2.-La necesidad de contar con planes de continuidad del negocio u operativa.

3.-El necesario análisis del contexto de la organización para identificar amenazas y oportunidades del entorno.

4.-El Teletrabajo como alternativa y por lo tanto la necesaria revisión del modelo de organización del trabajo.

5.-La transformación digital y como incorporar el uso de nuevas tecnologías entre ellas el internet, dentro del modelo de negocios.

Como estas, muchas otras reflexiones que se han generado y que dependerán del tipo de empresa y sector. Sin embargo, en términos de salud, me permito hacer una analogía con esta realidad y es que nos hace falta una “vacuna” especial que tenga los siguientes efectos: 

-Nos inmunice contra la resistencia al cambio de asumir estas realidades

-Fortalezca los liderazgos para afrontar este tipo de desafíos y generar los cambios necesarios.

Esta “vacuna” debe ser acompañada con recomendaciones médicas que incluyen: buenas prácticas, protocolos/procedimientos, chequeos rutinarios (también llamadas auditorías), capacitación, toma de conciencia (nuevos hábitos), entre otras. En general estas son las que llamamos Sistemas de Gestión y que están contenidos en Normas ISO y otros modelos y estándares internacionales. También empleado así por gobiernos cuando implementan algunos tipos de regulaciones.

Todo esto es necesario enfrentarlo en equipo, con todas las partes interesadas (sector público y privado, educativo, Ong’s, sociedad civil, entre tantas), porque se trata de una gran sistema denominado “sociedad”, habitantes de este planeta, que requieren la necesaria acción conjunta para enfrentar los nuevos desafíos que nos vienen y que están a la vista (para mi resumidos en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, además de los nuevos peligros que surgen en otros ámbitos (terrorismo, cyberseguridad, etc.). No pueden tomarnos por sorpresa luego de la experiencia vivida con la Covid19.

Así que la invitación es a “vacunarnos” con la Fe en Dios, con entusiasmo, optimismo y prepararnos, con la convicción de que saldremos adelante y podremos dejar un mejor legado a las futuras generaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here