El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una denuncia contra la empresa Google acusando a esta sociedad de mantener un monopolio ilegal en la búsqueda online y en la publicidad en internet. De parte de la empresa acusada, consideran que “se trata de “una demanda sumamente defectuosa que no ayudaría al consumidor”.

Lo expuesto en un artículo del portal web Infobae, dio a conocer que a través de una carta del vicepresidente de Asuntos Globales de la compañía, Kent Walker, la empresa aseguró que el Departamento de Justicia está equivocado y que confía en la decisión que se tome de parte de la corte.

Motivo

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos demandó este martes a Google por “abuso de su posición dominante” en las búsquedas online para “sofocar la competencia y perjudicar a los consumidores”, la acción judicial más significativa tomada por el gobierno contra un gigante tecnológico desde el caso contra Microsoft hace más de 20 años.

El vicesecretario de Justicia, Teff Rosen dijo que “Google es la entrada al internet y un titán de la búsqueda publicitaria. Ha mantenido su poder monopólico mediante prácticas de exclusión perjudiciales a la competencia”. La acción tendría como finalidad llevar a implementar cambios de forma drástica en su estructura y modo de trabajo.

Según lo expuesto por el portal web del medio BBC, para llegar a este punto, las autoridades dicen que realizaron más de un año de investigación y meses de intenso escrutinio de reguladores, tanto en el país como en el extranjero, sobre las prácticas de las firmas tecnológicas.

Respuesta de Google

“Nuestros ingenieros trabajan para ofrecer el mejor buscador posible, mejorándolo y perfeccionándose constantemente. Creemos que es por eso que una amplia mayoría de los estadounidenses valoran y a menudo adoran nuestros productos, que son gratuitos. La demanda realizada hoy por el Departamento de Justicia está profundamente errada. La gente usa Google porque eligen hacerlo, no porque se vean forzados o porque no haya otras alternativas”.

“Esta demanda no hará nada para ayudar a los consumidores. Por el contrario, apoyará artificialmente alternativas de búsqueda de menor calidad, aumentará los precios de los teléfonos y dificultará a la gente la obtención de los servicios de búsqueda que desean utilizar”.

“El punto más importante es que la gente no usa Google porque tenga que hacerlo, lo usan porque lo eligen. No estamos en los años 90 y en la época de las conexiones por línea telefónica a internet, cuando cambiar de servicios era lento y difícil, y a menudo requería comprar e instalar software con un CD-ROM”.

“Hoy en día, puedes descargar fácilmente las aplicaciones que desees o cambiar la configuración predeterminada en cuestión de segundos, más rápido de lo que tardas en llegar a la otra punta en un supermercado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here