Ya son casi 90 días desde que se paralizó la mayor parte del sector productivo del país a raíz de la pandemia Covid-19, volver a las actividades laborales es el reto actual de los negocios, comercios e industrias para reactivar la producción. El mundo del trabajo ha sufrido cambios a nivel económico y social, por ende se deben adoptar medidas seguras que resguarden la salud de los trabajadores.

Las empresas cuando mantenían sus actividades regulares podían pagar sueldo mínimo más bono de alimentación y brindar beneficios a sus trabajadores por su desempeño en el área laboral, pero con las actividades suspendidas por el Covid-19 esta responsabilidad se ha vuelto más difícil.

Algunas empresas tendrán ese pulmón financiero para seguir cumpliendo con las nóminas, pero las pequeñas empresas no tienen esa capacidad de beneficios porque no cuentan con la fuerza económica necesaria. El panorama laboral del sector productivo es bastante delicado, por esto es necesario retomar las actividades laborales lo más pronto posible.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que cerca de 400 millones de empresas enfrentan un riesgo de cierre y que las horas de trabajo y los empleos en el mundo, disminuirán en un orden cercano al 6%. Ante esta compleja situación, Fedecámaras Venezuela, un paso adelante, ha decidido elaborar un plan de reactivación productiva frente a los efectos colaterales que ha dejado la pandemia.

Reactivación paulatina

Austerio González 1er Vicepresidente de Fedecámaras Bolívar, señala que las empresas que están prestando servicio actualmente son menos del 50% del resto de las empresas que no están operativas. Este cese de actividad ha causado al trabajador un obstáculo para adquirir bienes y servicios.

Más del 75% de las empresas afiliadas a las Cámaras de Comercio están sin actividad comercial, lo que se traduce en que alrededor del 70% del sector productivo está paralizado. Si se sigue paralizando este sector, “será peor el remedio que la enfermedad”, afirma González, lo fundamental es tomar decisiones para ir incorporando al sector productivo, tomando en cuenta todos los márgenes de seguridad y salubridad.

Con esta reactivación de actividades laborales los empresarios deben ser rigurosos y cautelosos para que el ciudadano no se enferme, además de poder darle un espacio al sector productivo para que siga siendo el sector que genera empleos y capacidad de adquisición de bienes y servicios para los empleados encima de la cesta básica.

La idea del gremio empresarial, es reactivar la actividad productiva paulatinamente de los sectores conexos a los prioritarios, en una primera fase, luego seguir con una acción progresiva de los demás sectores de la economía productiva para ir integrando más sectores y más rubros.

El retorno de actividades para el sector comercial e industrial deberá cumplir con protocolos y normas de salubridad tanto para sus empleados como clientes y área comercial, estas medidas seguirán rigurosamente los lineamientos que estipula la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Medidas necesarias 

Se deben cortar los focos de contaminación, por ende,  los comercios que tienen gran número de clientes, deben tomar cautela para que los compradores respeten las medidas y los protocolos de seguridad y salud en el área laboral y de comercio. El ciudadano tiene la responsabilidad de cumplir con el protocolo y el comerciante en su área de comercio la tarea de que se cumplan las normas expuestas, afirma González. 

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) ha hecho un protocolo de seguridad empresarial anticontagio Covid-19, para así poder paliar la situación de riesgo a que se exponen los trabajadores, prevenir la propagación del Covid-19, y en cumplimiento con las disposiciones legales vigentes, adopta las medidas necesarias para evitar y contener la trasmisión de este virus en el lugar de trabajo.

El propósito de crear un plan de reactivación y desarrollar protocolos, es hacer de la organización un espacio donde los trabajadores puedan desempeñar su trabajo en condiciones de máxima seguridad y salud laboral. Las medidas tomadas deben ser transparentes, por esto el gobierno debe poner a disposición las fuerzas necesarias para dar seguimiento a las medidas y hacer que se cumplan en los diferentes negocios, empresas y comercios.

Fedecámaras Bolívar recomienda crear campañas educativas enfocadas en las normas y protocolos de salubridad para los diferentes comercios y rubros a los que tendrá acceso el ciudadano. Los empresarios y comerciantes deben ser más cuidadoso en la parte de higiene para poder adaptarse de una forma más sencilla a las nuevas exigencias que requieren los sectores productivos, industriales y comerciales, “para retomar a las actividades laborales hay que ser estrictos en la adaptación de estas medidas” concluye Austerio González.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here