Inicio Economía Escasez, bloqueos e inoperatividad como consecuencia de malas políticas de Estado

Escasez, bloqueos e inoperatividad como consecuencia de malas políticas de Estado

Importar gasolina se ha convertido en la única opción para solventar el desabastecimiento de combustible ante la improductividad de las refinerías a lo largo del territorio nacional

43
0

La escasez de combustible en Venezuela se debe a dos variantes: la inoperatividad de las refinerías a nivel nacional y los bloqueos impuestos por el gobierno de Estados Unidos sobre la administración de Nicolás Maduro como consecuencia de las malas políticas aplicadas a lo largo de su mandato.

Para el economista e investigador petrolero, Carlos Mendoza Potellá, el bloqueo en este momento es la “causa fundamental” de la escasez de gasolina, puesto que sin bloqueo podrían llegar importaciones o sería posible traer los aditivos que se requieren, así como las partes y piezas técnicas requeridas para poner en funcionamiento las refinerías a lo largo del territorio nacional.

Algunos de los daños colaterales que han traído consigo los bloqueos a Venezuela, han sido la imposibilidad de traer aditivos al país tras las sanciones a la filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Estados Unidos, Citgo, según lo explicado por el economista y experto petrolero, José Toro Hardy al portal web El Interés, durante el año 2019

Otras consecuencias producto de las sanciones tendrían que ver con la imposibilidad de importar petróleo como se venía haciendo a través de los buques iraníes, por las sanciones impuestas a los capitanes que trajeron combustible iraní a Venezuela durante el mes de julio, así como la confiscación de los buques iraníes Luna, Pandi, Bering y Bella, que según The Wall Street Journal, citando fuentes oficiales norteamericanas no identificadas, se dirigían hacia Venezuela cargados con combustible.

Antes del bloqueo

Mendoza Potellá, explicó que antes de que llegaran las sanciones ya existían problemas, puesto que las refinerías venezolanas “tienen largo tiempo de abandono porque nos hemos dedicado a otras cosas como construir mejoradores en la Faja del Orinoco”. El economista también afirmó que hace años en las refinerías se hacían cada tres años “paradas de plantas” y el detenimiento de reactores para realizar reparaciones, Sandblasting (arenado), remoción de óxido y cambios de tuberías; actividad que en los últimos años dejó de realizarse.

La inoperatividad de las refinerías ante su falta de mantenimiento e inversión solo trajeron como consecuencia que la única opción se tiene en Venezuela sea la de importar gasolina, aseguró Potellá, pues “las acciones que se están llevando a cabo para reparar las refinerías están ocasionando incendios y derrames por el mal mantenimiento que ahora al quererse llevar a cabo genera explosiones, encontrándose con tuberías que están corroídas, es decir, un espectáculo increíble donde hay fugas hacia el mar, hacia adentro de las mismas industrias y se observan líquidos extraños”.

Todo esto, impactando directamente a la economía nacional, haciendo del venezolano una persona que vive en “un mundo terrible, pues no estamos en el piso sino en un foso”, haciendo referencia al hecho de que la situación del país ha llevado a que los ciudadanos vivan en situaciones precarias, cosa que se logró comprobar a través de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) que aseguraba que el 96% de los venezolanos se encontraban bajo una situación de pobreza.

“Hay que tomar decisiones distintas”

El investigador petrolero, Mendoza Potellá, alegó que en Venezuela se deben tomar decisiones distintas a las que se han tomado hasta ahora y concitar la voluntad colectiva de la nación venezolana, para enfrentar una tarea que “solo puede ser emprendida con todo el respaldo de la población.

“En las condiciones de fragmentación que se encuentra hoy en día el país, las circunstancias hacen que el tomar decisiones acertadas sea posible”, afirmó Potellá, quien comentó que la decisión de dolarizar el combustible no es “la mejor opción sino que es la única que tiene el gobierno para pagar esa gasolina importada”, haciendo referencia a la gasolina traída por los buques iraníes durante el mes de mayo.

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) y trabajador por 31 años en la refinería Puerto La Cruz, José Bodas, comentó al equipo de Fedecámaras Bolívar durante el mes de junio, que las refinerías están “totalmente acabadas” y se requiere de aproximadamente 250 mil millones de dólares para recuperar la industria petrolera a cabalidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here