Wall Street cerró durante la última semana de julio con el precio del oro más elevado en toda la historia con una cifra de dos mil dólares por onza, en Venezuela los más beneficiados son los miembros de la administración Nicolás Maduro, cuya economía se ha tornado en torno al oro como auxilio financiero en medio de la inoperatividad petrolera de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Para el economista y analista financiero, Manzour Mezzoni Figuera, la administración de Nicolás Maduro, se ve beneficiada por este acontecimiento, pues cada divisa que entra al país es positiva. “Esto serviría para resolver problemas muy puntuales, pero no alcanza para repuestos, transformadores, bombas de agua para las hidrológicas, inversión en el transporte, metro, entre tantos casos sin resolver”, afirmó.

En un reportaje del medio Correo del Caroní, en el que citan a la presidenta de la organización Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, aseguran que “con controles legales y medioambientales legítimos esto sería una gran noticia considerando que Venezuela es el país con las mayores reservas de oro en Latinoamérica con 161,2 toneladas, según las cifras del Consejo Mundial del Oro”.

Sin embargo, explican en el reportaje que lejos de eso, el récord histórico del metal supone para Venezuela malas noticias en términos políticos. “Lo que sucede en Venezuela es que la auditabilidad y la transparencia es completamente opaca, y allí comienzan los problemas: tanto por el circuito que representa el mineral en la mano de los mineros, y los efectos perversos que una explosión de ingresos genera en la zona, como los efectos perversos que este aumento de precios genera en los ingresos manejados por el poder”, comentó San Miguel.

Impacto al sur del estado

Mezzoni Figuera, explicó que los sectores mineros al sur del estado Bolívar, se verán beneficiados porque así es que se ganan la vida. “Hay generaciones de familias radicadas en estas poblaciones que viven de la extracción, comercio y ventas del mineral”, recalcó.

No obstante, el analista financiero aseveró que “esto no resuelve en lo mínimo el problema económico estructural, de los 23 estados, Distrito Capital y dependencias federales. Esa entrada de divisas es buena, pero no es nada para la forma cómo está diseñada la economía venezolana de producción y consumo”.

El impacto de estos precios no solo se sentirá en aspectos políticos y sociales, sino también en lo militar. “Va a significar una inyección de recursos que permite reflotar el manejo del poder por parte de Maduro; en materia social temo que va a continuar el aluvión de desplazados, la densidad de trabajadores informales y esto va a tener un efecto aún más perverso en todo el espacio del estado Bolívar, y estados aledaños”, destacó al Correo del Caroní, la defensora de derechos humanos Rocío San Miguel.

Según el informe de la oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos (Acnudh), Michelle Bachelet, el Arco Minero es territorio controlado por grupos irregulares que, en conjunto con militares, han sido participes de las desapariciones, asesinatos y redes de trata de personas en dichas zonas mineras. Los pueblos indígenas de la Amazonia venezolana no solo se han visto desplazados, sino que han tenido que desempeñarse en actividades mineras para subsistir a la crisis humanitaria compleja que atraviesa el país.

Razones del aumento

El economista Manzour Mezzoni, expresó  que el aumento del precio del oro estuvo motivado a los siguientes aspectos:

1.      Proteger la inversión con la adquisición del metal precioso, esto sería por ejemplo lo que hacemos los venezolanos, “nos deshacemos del bolívar por el dólar para proteger nuestro poder adquisitivo; esto previendo los estragos financieros causados por la COVID-19”.

2.      Un dólar más débil por la tensión que mantienen China y Estados Unidos.

3.      La caída de los rendimientos de los bonos del gobierno de Estados Unidos propiciados por la Reserva Federal.

4.      La sensación de que Estados Unidos está teniendo dificultad para controlar el virus.

5.      La creciente evidencia de la fragilidad para la recuperación económica de Estados Unidos.

Bajo un escenario en el que los efectos de la pandemia se sientan en décadas al dejar abierta la posibilidad de nuevos brotes del virus, analistas de Monex Europe, compañía de cambio de divisas,  alegaron que el atractivo del oro como reserva de valor se fortalece, “ya que los mercados se enfrentan a la perspectiva de una prolongada recuperación global y a la degradación de las monedas fiduciarias tras la notable expansión monetaria y fiscal”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here