La calidad en las empresas es fundamental para satisfacer a los clientes y crear fidelidad. Si un cliente tiene una buena experiencia, es probable que regrese y gaste dinero en su negocio nuevamente la próxima vez que necesite sus productos o servicios. Los productos de calidad contribuyen de manera importante a los ingresos y la rentabilidad a largo plazo.

Hoy en día es necesario cumplir con los estándares de calidad en las empresas para lograr entrar a competir en un mercado cada vez más exigente; para esto se debe buscar la mejora continua, la satisfacción de los clientes y la estandarización y control de los procesos.

Jefe de gestión y calidad

Dichos procesos de control de calidad son todos los mecanismos, acciones, herramientas que realizamos para detectar la presencia de errores, estos deben ser verificados por un jefe de control de calidad que cumpla con las siguientes responsabilidades:

  • El control de calidad de todos los productos fabricados.
  • Seguimiento de estabilidad que garantice que los productos fabricados y comercializados cumplen con los criterios de calidad y seguridad aprobados por su periodo de caducidad.
  • Auditorias para facilitar los medios necesarios para superar satisfactoriamente las auditorias de calidad realizadas.
  • Gestión documental, elaboración y aprobación de los PNTs gestionados en el departamento.
  • Gestión de recursos humanos, dirigir, evaluar, formar, motivar y desarrollar al personal a su cargo, establecido un liderazgo eficaz para el equipo.

ISO 9001

Además de contar con un gerente que vele por nuestros productos y servicios, para mejorar la gestión de nuestras organizaciones y la calidad de los productos que fabricamos o servicios que prestamos, podemos recurrir a normas estandarizadas que nos llevan de la mano para implantar un sistema de gestión de la calidad. La norma que nos establece los requisitos para la implantación de un sistema de gestión de la calidad es la UNE-EN ISO 9001, cuya versión vigente es la del 2008.

El objetivo de la ISO es alcanzar un consenso sobre las soluciones comerciales y sociales (tanto para los clientes como para los usuarios) para que cumplan con las exigencias que establece la norma.  Estas normas son totalmente voluntarias ya que no se trata de una entidad gubernamental y la ISO no tiene la autoridad para exigir su cumplimiento.

Principios de gestión de calidad

Podemos decir que los procesos internos de una organización son muy importantes para ofrecer productos o servicios de calidad. Pero también existen procesos externos que requieren ser exitosos para lograr tener un producto o servicio de calidad. Hay 8 principios de gestión de calidad y cualquier organización debe tenerlos en cuenta:

  1. Enfoque en el cliente
  2. Liderazgo
  3. Participación de las personas
  4. Enfoque basado en procesos
  5. Enfoque del sistema de gestión
  6. Mejora continua
  7. Enfoque fáctico para la toma de decisiones
  8. Relaciones de proveedores mutuamente beneficiosas

En el nuevo entorno empresarial, ninguna organización debe descuidar la calidad, y la implementación de un sistema de gestión de calidad similar a la implementación de un sistema de gestión empresarial.

Si los requisitos de las normas ISO 9000 se aplican correctamente y si se respetan los principios de gestión de calidad, entonces el sistema de gestión de calidad ayudará a la organización a tener:

  • Mayor competitividad
  • Mejora de resultados, procesos, productos
  • Reducción de costos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here