Al no ser tomada en cuenta la estructura de costos de cada negocio por parte del Gobierno, los comerciantes gastan más de lo que producen por la regulación de los precios de la canasta básica y el desabastecimiento de combustible debido a la improductividad en las refinerías del país. 

Para el economista Manzour Mezzoni, el “bachaqueo” producto del control de precios, así como la venta de gasolina, son problemas cuya presencia, a pesar de ser incierta, debe ser tomada en consideración al hacerse oficial el anuncio de la regulación de 27 productos de la canasta básica. 

Los más afectados con estas medidas son los comercios formales que pagan grandes cantidades de dinero en impuestos al Estado, quienes gracias a la medida de fijación de precios tendrán grandes pérdidas, a diferencia de un revendedor que no tiene que pagar alquiler, ni impuestos. Los consumidores también se verán afectados porque los productos que compren a los revendedores serán a precios mayores. 

No se tomó en consideración la estructura de costos

Manzour Mezzoni, explicó que para tomar una decisión referente al control de precios de cualquier producto, se debe tener en consideración que la estructura de costos de cualquier empresa se divide en tres partes: la primera son los materiales, la segunda son los equipos y herramientas utilizadas, y la tercera es la mano de obra, es decir, lo que se le paga a cada trabajador por el bien o servicio que se produce. 

La administración de Maduro, al imponer precios de productos iguales para todos los negocios, no solo deja de tomar en consideración la estructura de costos, sino que no piensa en el impacto que puede traer económicamente. El economista José Toro Hardy, comentó que en un país con hiperinflación  no es viable llevar a cabo este tipo de controles, pues los costos de producción varían constantemente, dependiendo de la cotización del dólar. 

El economista José Ricardo Salazar, explicó que el control de precios por parte del Estado no debería permitirse. El vivir en un país con hiperinflación; implica que los comerciantes diariamente estén incrementando sus precios. La consecuencia de este control es que al tener un precio fijo en estas condiciones, se pierde la competitividad, empiezan a escasear los productos debido a la poca oferta, porque las unidades de producción no pueden producir al mismo ritmo y  la alta demanda, producto de la poca producción y el bajo precio regulado por el Gobierno que termina generando pérdidas a quienes lo producen. 

La consecuencia más grande es el surgimiento de un mercado negro, conocido como “bachaqueros”, que solo llevarán a la población a comprar productos a precios muy elevados en comparación con los que ya están fijados. “Si se mueven los componentes de la estructura de costos, sin antes haberla estudiado, este tipo de eventualidades terminan sucediendo”, aseguró Salazar. 

La escasez de gasolina es otro factor 

Para Ricardo Salazar, la gasolina no impacta en la misma escala que el control de precios a la estructura de costos, sin embargo, influye en la distribución de los productos. Los distribuidores deben adquirir el combustible en el mercado paralelo, donde el precio es mucho mayor al establecido por el Estado, generándose un gasto que no es tomado en cuenta para la estructura de costos de esas empresas. 

Más allá de que no impacta en la misma escala, el desabastecimiento de gasolina afecta todos los canales de distribución de los productos, que van desde los centros de producción hasta los centros de consumo y compra a menor escala. La nula producción de gasolina en el territorio nacional, con la totalidad de refinerías paralizadas; solo da a entender que es incierto cuándo la escasez de combustible dejará de afectar a los venezolanos. 

Por su lado Manzour Mezzoni, explicó que la gasolina, al ser comprada en el mercado negro, tendrá que ser aunada a la estructura de costos. Además del precio (en el mercado negro llega a ser hasta 3 dólares el litro ), se debe tener en consideración el despido de personal, pues al usar menos gasolina, se utilizan menos vehículos para trasladarla, y por ende, menos trabajadores, ya que para un negocio en estas condiciones sólo generaría pérdidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here