Inicio Economía Las normas de la OIT y el Covid-19

Las normas de la OIT y el Covid-19

La Organización Internacional del Trabajo estima que el Covid-19 cobrará aproximadamente 25 millones de empleos en el mundo, por lo que los diferentes gobiernos y empleadores deberán adoptar medidas inmediatas para establecer la economía y abordar los problemas de empleo.

129
0

Las normas internacionales aplicadas al contexto actual de pandemia Covid-19 se elaboraron durante el siglo pasado, se evaluaron periódicamente y se revisaron cada vez que fue necesario. Estas normas deben ser aplicadas en cada país según sea su contexto, puesto que están centradas en una política de recuperación sostenible y equitativa. La postura de la OIT frente al coronavirus, es la de aplicar normas internacionales del trabajo con base en una respuesta inmediata, que busca promover oportunidades de trabajo decente y productivo, en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad.

Todos los instrumentos jurídicos de la OIT se establecen para un nivel básico de normas sociales, que beneficien a todos los actores de la economía mundial y que brinden protección al trabajo como un mutuo acuerdo entre los trabajadores, empleadores y el gobierno. Estas normas podrán ser adaptadas por los países e implementadas en altos niveles de protección según sea su condición.

El principal objetivo de las normas expuestas es prevenir una espiral de desempleo a nivel mundial. Por esto las medidas que se han implementado a raíz de la pandemia buscan promover la evolución del mundo laboral, proteger a los trabajadores y tener en cuenta las necesidades de las empresas sostenibles.

El llamado de la organización para responder a la crisis, es asegurar el respeto de todos los derechos humanos, la ley nacional de cada región, el derecho fundamental al trabajo y las normas internacionales de esta área.

Medidas en un panorama general

Lograr el diálogo social tripartito y la negociación colectiva que beneficie a los tres actores fundamentales de esta organización (gobierno, empresarios y trabajadores), es fundamental para conseguir salir de la crisis sin tantas pérdidas económicas y sociales. Por ello la OIT recomienda en situaciones de crisis:

  • Estabilizar los medios de vida e ingresos a través de medidas inmediatas para el empleo y la protección social.
  • Crear un plan de recuperación socioeconómica que genere oportunidades de trabajo decente y permita la reintegración de la economía.
  • Transitar de la economía informal a la formal.
  • Garantizar el acceso a todos los servicios públicos.
  • Apoyar y orientar a los empleadores, a fin de poder adoptar medidas eficaces para prevenir y mitigar los riesgos que puedan vulnerar los DDHH, los derechos laborales, la actividad productiva o de servicio, entre otros.
  • Promover el diálogo tripartito entre trabajadores, empleadores y gobierno, y llegar a la negociación colectiva,
  • Restablecer las instituciones del mercado laboral que impulsen la recuperación económica y los servicios de empleos.
  • Desarrollar mesas de trabajo entre el gobierno y demás autoridades regionales y locales, organizaciones empresariales y sindicatos para adoptar medidas para la reintegración socioeconómica de las partes afectadas por la crisis.

¿Qué debe hacer el gobierno? Perspectiva de la OIT

La Organización Internacional del Trabajo exhorta a los gobiernos miembros de la organización a:

  • Garantizar la seguridad básica del ingreso, en particular de los desempleados o los que han perdido los medios de vida a raíz de la crisis.
  • Adoptar y ampliar normas integrales de seguridad y protección social, tomando en cuenta las leyes nacionales e internacionales.
  • Garantizar el acceso efectivo a una atención de salud esencial y otros servicios básicos fundamentales, asegurar estos beneficios especialmente a las poblaciones vulnerables.

¿Qué debe hacer el gremio empresarial? Perspectiva de la OIT

El diálogo empresarial es primordial para mantener informado al gobierno sobres las acciones que está tomando este sector en áreas legales y económicas, también mantiene al tanto a los trabajadores, ya que así estos están informados sobres las medidas decididas por los altos ejecutivos sobre su trabajo. La OIT recomienda al gremio empresarial:

  • Adoptar responsablemente medidas de prevención y protección factibles para reducir riesgos profesionales, además de suministrarle a sus trabajadores(as) vestimenta y equipos apropiados de protección sin costo alguno.
  • Las organizaciones empresariales deben participar activamente en las decisiones de medidas y respuestas ante cualquier crisis. 
  • En caso de quebrar alguna empresa (consecuencia del Covid-19) debe considerar a los trabajadores acreedores, por ende en lo que respecta a sus salarios se les debe pagar hasta su último sueldo.

La Organización Internacional de Empleadores, en su último informe titulado “respuesta del sector privado frente al Covid-19”, aconseja a los empleadores:

  • Brindar apoyo y posicionar a las empresas para que sean más resistentes.
  • Poner en marcha planes de continuidad empresarial, en coordinación con autoridades locales y nacionales.
  • Priorizar la continuidad de la cadena de suministro de salud esencial y productos no sanitarios (alimentos, higiene personal, entre otros).
  • Mantener infraestructuras y servicios de apoyo esenciales (agua, transportes, electricidad, higiene y gestión de residuos, entre otros).
  • Proteja los trabajos para retener habilidades y experiencia
  • Actuar responsablemente con sus proveedores y afiliados de servicios.

Además se debe tomar en cuenta a las partes interesadas de las empresas, ya que juegan un papel importante en el bienestar de la organización y ayuda a mitigar el impacto. Los empresarios deben proteger la salud de su personal, comunidad y servicio, como también de sus proveedores y clientes.

Seguir las recomendaciones de la OMS respecto a los lugares de trabajo, proteger los empleos y los medios de vida para reducir el impacto de la crisis, es esencial, además de difundir información sobre la pandemia y contrarrestar la desinformación.

También es importante producir, en la medida de lo posible, suministros esenciales de acuerdo con especificaciones oficiales, leyes nacionales, regulaciones y normativas que velan por la seguridad de la humanidad y el medio ambiente. 

¿Qué deben hacer los trabajadores? Perspectiva de la OIT

Los grupos de trabajadores y sindicatos tienen derecho a la libertad sindical (Convenio núm. 87 de la OIT) y a la negociación colectiva (Convenio núm. 98 de la OIT), por ende el Estado debe reconocer su función en la planificación y práctica de las medidas adoptadas ante la crisis. Los trabajadores pueden optar suspender o interrumpir su trabajo, en caso de que consideren que es un peligro inminente y grave para su salud o vida. 

  • Si  un trabajador es despedido o suspendido, tiene derecho a recibir subsidios o asistencia para compensar la pérdidas de las ganancias (Convenio núm. 168 de la OIT).
  • Los trabajadores desempleados deberán tener acceso a servicios de empleo y formación profesional con oportunidad de reintegración en el mercado laboral.
  • El despedido individual o colectivo debe contar con un informe que proporcione información por parte del empleador sobre los motivos de la ruptura laboral, este debe ser entregado en tiempo oportuno.
  • Los trabajadores pueden acudir a las autoridades competentes para recibir ayuda y buscar soluciones a los problemas expuestos en las terminaciones laborales, el empleador debe notificar a las autoridades la causa del despido y consultar los términos. 

Acciones con respuesta inmediata

La OIT expone que las empresas deben salvaguardar su continuidad y la subsistencia de ingresos para los trabajadores, y el Estado debe garantizar la ayuda socioeconómica para impulsar el sector económico y asumir responsablemente sus deberes como máxima autoridad institucional, además de cumplir con las medidas finiquitadas en la negociación colectiva.

Muchas organizaciones han adoptado la modalidad del teletrabajo como medida de prevención para evitar la propagación del Covid-19, por lo cual la OIT promueve la adaptación a la plataforma digital como forma de trabajo seguro. La participación activa de las organizaciones empresariales y los sindicatos en las mesas de diálogo con el gobierno es esencial para dar respuesta a las crisis, ya que se planifica, práctica y se hace seguimiento de las medidas acordadas por los tres actores partícipes en la economía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here