El retorno a las actividades laborales presenciales cada vez se hacen más notorias en los diferentes países del mundo, debido a que reactivar el aparato productivo y recuperar la economía de cada país requiere de esfuerzo y el apoyo de la mano obrera de sus habitantes. Los estragos que ha dejado la Covid-19 no son solo ha sido de pérdidas para las empresas sino que también ha cambiado la modalidad de trabajo a distancia por unos 5 o 6 meses.

Los trabajadores de empresas, comercios e industrias, quiénes son los que pasaban mayor parte del día en sus respectivas áreas laborales cambiaron su modalidad de trabajo a una completamente a distancia; la cual no solo afectó su proceso de producción en movimiento sino que también llevó a algunos a adaptarse a una modalidad en línea -online- que requiere buena conexión a internet, horas de trabajo y compromiso por parte del empleado.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el segundo trimestre del 2020 se perdieron alrededor de 305 millones de trabajos a tiempo completo, por lo que el organismo  advierte que muchas de las personas que han perdido su trabajo y sus medios de vida en los últimos meses no podrán reincorporarse al mercado laboral en breve.

De esta manera, António Guterres, Secretario General de la ONU, expresó que “El mundo del trabajo no puede, y no debe, seguir siendo el mismo después de esta crisis. Ha llegado la hora de coordinar la actuación mundial, regional y nacional para generar un trabajo decente para todos como fundamento de una recuperación ecológica, inclusiva y resiliente”.

Medida por parte de los países latinos

Los países latinoamericanos miembros del SELA (Sistema Económico Latinoamericano y el Caribe) han tomado las siguientes acciones y políticas públicas de emergencia para hacer frente a la Covid-19, el pasado 19 de agosto del año en curso. 

En Argentina, El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, crea el Programa de Promoción del Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local (PROTAAL) con el propósito de generar nuevos trabajos genuinos, fortalecer el arraigo rural y aumentar la proporción del abastecimiento local provisto por productores/as de la agricultura familiar. El Programa dispondrá de un presupuesto inicial de $100 millones.

El Gobierno Nacional de Argentina, en el marco de continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo y de los ingresos, estableció una nueva prórroga de la prohibición de despidos y suspensiones; en consonancia con las medidas adoptadas anteriormente, las empresas no podrán efectuar despidos y suspensiones sin justa causa por el plazo de 60 días.

Asimismo, el gobierno estableció la IV Edición del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, en la cual habrá créditos a tasas de 0%, 7,5% y 15%, según varíe su facturación, para las empresas que empiezan a recuperarse y el Estado continuará pagando parte de los sueldos del sector privado sin importar la zona en la que estén radicadas las empresas.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social prorrogó la vigencia del acuerdo establecido entre la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) que habilita las suspensiones temporarias y el pago de, al menos, el 75% del salario neto. La medida tendrá vigencia por 60 días desde el 05 de junio de este año.

Por su parte, en Colombia el Ministerio del Trabajo define aspectos de la relación laboral a partir de la nueva modalidad de trabajo en casa, la cual establece normativa legal que regula el trabajo en el hogar donde no se debe interferir en los espacios personales y familiares del trabajador. 

Los empleadores no podrán asignar cargas diferentes a las de la jornada laboral a quienes se encuentren laborando desde casa y deberán respetar el trabajo en los días pactados; en el “trabajo en casa” la relación laboral permanece vigente, así como las garantías laborales, sindicales y de seguridad social. 

En la relación laboral no puede haber disminuciones unilaterales de salario y se deben respetar los descansos a los que se tiene derecho, dentro de esta relación el empleador debe incluir una metodología para la evaluación y control de los peligros y riesgos de la empresa. La reactivación de cualquiera de las actividades económicas y laborales debe cumplir con los protocolos de bioseguridad que establezca el Ministerio de Salud y Protección Social del país.

Los sectores público y privado deben procurar que sus empleados o contratistas, cuya presencia no sea indispensable, desarrollen las funciones en modalidad de teletrabajo, en este sentido las entidades públicas contarán con el 80% de sus trabajadores en modalidad de trabajo en casa. 

El Estado Colombia mediante el decreto 770, adoptó las siguientes medidas para proteger los derechos de los trabajadores colombianos en este contexto de emergencia sanitaria:

Medidas alternativas para jornadas laborales durante la emergencia sanitaria:

  • A través de la concertación entre empleadores y trabajadores, puedan organizarse turnos de trabajo sucesivos que no excedan las 8 horas al día y máximo 36 horas a la semana.
  • Con previo acuerdo entre empleadores y trabajadores, la jornada laboral puede distribuirse en 4 días de la semana con una jornada de trabajo diario de máximo 12 horas (en caso de que las jornadas abarquen horarios nocturnos o festivos, deberán aplicarse los recargos correspondientes, cuyos pagos también deberán ser acordados entre los involucrados)..

Prima de servicios:

  • La prima de mitad de año, como todos los derechos de los trabajadores, se debe pagar. deberá existir un acuerdo fraterno entre empleador y trabajador para trasladar, máximo hasta el 20 de diciembre, el primer pago de la prima de servicios, la cual podrán concertar hasta en tres pagos.

Programa de Apoyo a para el Pago de la Prima de Servicios:

  • Este programa beneficiará a los trabajadores dependientes afiliados al Sistema General de Seguridad Social y cotizantes en la Pila, con un ingreso base desde un salario mínimo hasta un 1 millón de pesos.
  • El aporte del Gobierno Nacional para cada trabajador será de $220.000 y aplica al número de trabajadores que estén vigentes en la nómina de junio.
  • Podrán beneficiarse personas jurídicas y naturales, consorcios y uniones temporales que se hayan constituido antes del primero de enero de este año y que cuenten con una inscripción en el registro mercantil.

Auxilio para trabajadores en suspensión contractual:

  • Con el objetivo de proteger a los trabajadores que por la coyuntura se quedaron sin ingresos pero que continúan con un vínculo laboral con su empleador (suspensión o licencia), se entregarán transferencias monetarias no condicionadas a favor de los trabajadores dependientes de quienes se postulen al Programa Apoyo al Empleo Formal (PAEF).
  • Este subsidio tiene un valor de $160.000 mensuales y se entregará por el número de meses en los que el trabajador haya estado en suspensión contractual durante abril, mayo y junio del presente año.

Mientras tanto, el Gobierno de Chile anunció que pondrá en marcha el Plan de Subsidios e Incentivos a la Creación y Recuperación de Empleos, que permitirá financiar una parte significativa del salario de hasta 1 millón de trabajadores, con una inversión de hasta US $2.000 millones. El plan también contempla incentivos a la inversión privada y gestión prioritaria de 138 proyectos de inversión, por un total de US $24.521 millones en el período 2020-2022, que generarán 115 mil nuevos empleos. 

El primer paquete de US$11.750 millones por parte del gobierno chileno pone foco en la protección del empleo, inyectar liquidez a las empresas de todos los tamaños y apoyar los ingresos de los trabajadores(as); el segundo paquete de medidas contempla un fondo de US$ 2.000 millones para la protección de ingresos de los trabajadores más vulnerables (informales sin contrato) y un plan de hasta US$ 3.000 millones para aumentar las garantías estatales a los créditos y apoyar a empresas con ventas anuales de hasta 1 millón de USD.

El pasado 19 de marzo, el Presidente de la República dio a conocer un primer paquete de medidas económicas que buscaba beneficiar a las familias más vulnerables del país, las pymes y el empleo, entre estas medidas se encuentran:

  • Ley de protección de los ingresos laborales: permite el cese de las actividades laborales y del pago de remuneraciones durante esta pandemia, pero sin terminar con la relación contractual entre el empleador y los trabajadores. Estos últimos deberán recibir ingresos desde el Seguro de Cesantía.
  • Proyecto de Ley de Protección al Empleo: En conjunto con la medida anterior, esta busca reducir la jornada laboral hasta en un 50%, complementando los ingresos de los trabajadores con el seguro de cesantía.
  • Creación de un fondo de 2 mil millones de dólares destinado a la entrega de beneficios y creación de empleos de emergencia para trabajadores informales.

Asimismo, en El Salvador se creó el Plan de Reapertura de le Economía: hacia la nueva normalidad, bajo los lineamientos generales para la adopción de medidas sanitarias en la reanudación de actividades de los sectores público y privado, tomando en cuenta las medidas del Ministerio de Salud y los Protocolos de prevención de riesgos biológicos en los lugares de trabajo. 

La administración pública y los empleadores privados autorizados para funcionar deberán proveer el transporte a sus trabajadores, desde el lugar de su residencia, al lugar de trabajo y viceversa, sin ningún costo. 

Ahora, en México el gobierno creó una Guía de Acción para los Centros de Trabajo ante la Covid-19 el cual se basa en los principios de participación, trasnparencia, respeto, no discriminación, comunicación y cooperación, continuidad y compresión; para el cuidado y salud de los trabajadores en los centros de trabajo se exhorta a implementar las siguientes medidas:

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o bien, usar soluciones a base de alcohol gel al 70%. 
  • Cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo. 
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos. 
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos. 
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros. 
  • Ventilar y permitir la entrada de luz solar.  

Asimismo, el gobierno también les recomienda evitar:

  • Evitar el hacinamiento en espacios y garantizar la oferta permanente de agua potable, jabón, papel higiénico, gel con base de alcohol y toallas desechables para el secado de manos. 
  • Establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas. 
  • Incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal, con el fin de reducir el hacinamiento y reducir la posibilidad de contagios, intentando mantener en manera de lo posible una sana distancia y la ventilación del transporte. 

México ha decidido optar por la medida de limitación voluntaria de movilidad, permaneciendo el trabajador en el domicilio de residencia durante la Jornada Nacional de Sana Distancia, periodo durante el cual la persona trabajadora seguirá percibiendo su salario

El gobierno señaló que se debe designar al personal responsable de mantener informado a todos los colaboradores del centro de trabajo respecto a las indicaciones de la autoridad sanitaria, información que se actualiza en las conferencias que todos los días se transmiten en vivo a las 19 horas, huso horario de la Ciudad de México.

A su vez, el gobierno ha optado por un proceso de: 

Información, el cual se basa en:

  1. Informar sobre los signos, síntomas y medidas planteadas en la Jornada Nacional de Sana Distancia por COVID-19. 
  2. Colocar en múltiples lugares visibles las infografías oficiales y distribuirlas a través de los medios disponibles. 
  3. Dar a conocer entre las y los trabajadores el teléfono de emergencia de la autoridad sanitaria (800-0044-800).

Mientras que la Capacitación se basa en:

  1. Capacitar a los trabajadores sobre las medidas de prevención y de limpieza (lavado frecuente de manos, etiqueta respiratoria, saludo a distancia y recuperación efectiva).
  2. Preparar a trabajadores para que puedan asumir y realizar diferentes funciones ante posible ausentismo, incluyendo el uso de tecnologías para el teletrabajo. 
  3. Acceder al kit de herramientas, guía y consejos prácticos para aprovechar al máximo el teletrabajo en el enlace: www.gob.mx/juntosporeltrabajo

Panorama Venezuela

En Venezuela, el panorama tanto de medidas de protección económica como laboral es totalmente diferente al del resto de países en América Latina; esto debido a una hiperinflación y una economía en picada que aunada a una cuarenta flexibilizada, no ha permitido a los trabajadores poder regresar a su rutina habitual con los beneficios e ingresos que merecen para vivir relativamente bien.

En este sentido, la importancia de la protección de las relaciones laborales estables y adecuadas son la manera de obtener formas eficaces de soluciones a las necesidades colectivas, que permitan prevenir conflictos en el trabajo y desequilibrios sociales. La satisfacción del personal que forma parte de la plantilla de cada organización, la prevención de infortunios laborales, el incremento de la productividad y la elevación de los dividendos corporativos,  conlleva un innegable impulso a la economía nacional y a la preservación de un clima de paz social.

Las medidas que ha tomado el Ejecutivo Nacional en base a los trabajadores son las se dictaron el 23 de marzo del año en curso, en la Gaceta Oficial N° 6.520 Decreto N°4.160, decreto en el que se expone:

  1. la ratificación de la inamovilidad laboral de los trabajadores(as) del sector público y privado hasta el 31 de diciembre del año en curso a fin de proteger el derecho al trabajo como proceso fundamental de monetización y beneficio para la población venezolana.
  2. Los trabajadores(as) amparados bajo este decreto no podrán ser despedidos, trasladados o suspendidos de su labor sin justa causa calificada previamente al Inspector(a) del Trabajo en la zona, esto sigue el lineamiento expresado en el art. 422 de la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).
  3. El trabajador que sea despedido, trasladado o suspendido sin causa justa o consentimiento, en el lapso de los 30 días del Estado de Alarma, tiene el derecho a denunciar ante el Inspector(a) del Trabajo de la zona, y podrá solicitar el reenganche, pago de su salario o beneficios perdidos.
  4. Quedan exceptuados de este decreto los trabajadores(as) que cumplan funciones directivas o roles temporales – ocupacionales, al igual los funcionarios(as) públicos que trabajarán bajo la normas de la Ley del Estatuto Público. El empleador o patrono(a) que no acate y respete las medidas expuestas en el Decreto N° 4.167 será sancionado como lo indique la ley.

Sin embargo, estas medidas no han sido nuevamente estudiadas y en el país se ha presenciado un incremento en el número de despedidos de los trabajadores de diferentes rubros de la economía; el número diario de casos de COVID-19 reportados en el país aumentó al ritmo más rápido en las últimas semanas, las autoridades están fracasando en las medidas para proteger a la población y, en particular, a los médicos, enfermeras y trabajadores de hospitales y clínicas que están siendo gravemente afectados, e incluso están encarcelando a quienes denuncian sus pésimas condiciones laborales, reportó el medio Amnistía Internacional.    

Algunos trabajadores solo reciben sueldo mínimo que no les alcanza para cubrir sus necesidad básicas ni adquirir los productos esenciales para tener una alimentación balanceada, además que deben cubrir con las necesidades de sus familiares también. De tal manera, el Ejecutivo Nacional no ha buscado las maneras ni los equipos necesarios para facilitar el proceso de protección y seguridad laboral de los trabajadores a nivel nacional; no se han creado ni guías ni protocolos de bioseguridad a través de los cuales estos actores puedan retomar sus actividades de manera paulatina y efectiva.

Por su parte, organizaciones como Consecomercio, Conindustrias y Fedecámaras Venezuela son las que han buscado alternativas ante esta nueva normalidad que se nos presenta en el país, creando así protocolos de bioseguridad que resguarden la salud de los trabajadores y llegando a acuerdos que beneficien a los mismos, ya que los puestos de trabajo están en riesgo y la mano obrera es una pieza fundamental para construir el país que los venezolanos merecen. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here