Aunque una de las medidas más importantes para combatir la Covid-19 es el lavado de manos con agua y jabón, los guayaneses no pueden llevarlo a cabo como consecuencia de la falta de mantenimiento que ha generado rupturas en los acueductos de la ciudad que deben ser atendidos por la institución estatal de Hidro Bolívar.

Múltiples usuarios a través de la red social Twitter expresaron su disconformidad en cuanto al servicio de agua en el municipio Caroní, alegando en su mayoría que el uso de potes para guardar agua y posteriormente usarla para el aseo personal no es el adecuado, aunque sea la realidad de muchos sectores en la ciudad.

Por su parte, HidroBolívar mediante el uso de su cuenta oficial @Hidrobolivar_ han comunicado en varias ocasiones que están trabajando para “normalizar las redes de distribución de las Parroquias Cachamay, Universidad y 60% de Unare”, sin embargo, los ciudadanos no han visto mejoría alguna en el servicio.

Testimonios de los afectados

Del Valle Rodríguez, guayanesa que vive en el conjunto residencial Mediterráneo, ubicado en Los Olivos, parroquia Universidad, municipio Caroní, declaró que “tengo cuatro días sin agua, bañándome con pote”. También agregó que lo que le parece peor es que desde Hidro Bolívar dicen que están trabajando en arreglar el problema, pero no hay cambio alguno.

Por su parte y desde la parroquia Cachamay, Gabriela Navarro también ha sido afectada por la irregularidad del agua que llega a su casa. “No llega agua desde ayer a las 9 a.m.”, afirmó, alegando que el problema del agua la “tiene harta”, haciendo referencia al hecho de que no puede limpiar ni asearse en las horas que ella quiera, sino a la que haya agua.

Una vecina de Unare 2, específicamente del sector 1 de la avenida 3, vereda 11;  perteneciente a la parroquia de Unare, denunciaron que no llega agua desde hace tres meses aproximadamente. Ellos explicaron que el agua que llega a las tuberías llega con poca presión en “ocasiones aisladas”, teniendo que recurrir a comprar agua a una cisterna; cuyo costo ha ido en ascenso, siendo el mismo durante esta semana de $10 dólares la recarga de 2 mil litros. Otros vecinos de dicho sector tienen hasta tres años sin que les llegue agua a través de las tuberías.

Según el reporte del medio Correo del Caroní en la red social Twitter, ciudadanos del sector Core 8, ubicado en la parroquia Unare del municipio Caroní, llevan 40 días con fallas en el servicio de agua. Ante esto, decidieron romper una tubería de aguas blancas, lugar donde se concentran desde hace dos semanas para abastecerse.

Desprotegidos ante la Covid

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  la higiene de las manos se considera una de las medidas más efectivas para evitar la propagación de gérmenes, también para prevenir el contagio por Covid-19. Recomienda realizar un lavado de manos frecuente con agua y jabón, o, si esto no es posible, utilizar un desinfectante de manos a base de alcohol. La duración del lavado de manos debe durar entre 40 y 60 segundos.

El Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), aseguró que en 10 de las principales ciudades del país, 86,4% de los encuestados presentan fallas en el servicio de agua que reciben en los hogares, por este motivo, se encuentra en primer lugar el almacenamiento con un 56,7% como la principal alternativa ante esta situación; seguida por el pago de camiones cisternas con un 18,5%, “traerla desde otros sitios” con un 12,0% y la compra de agua embotellada con 10,5%.

La solución que tomó la administración de Nicolás Maduro fue comprar 252 cisternas para surtir a más de la mitad de la población. Según el exvicepresidente de operaciones de Hidrocapital, Norberto Bousson, lo que se invirtió para adquirir camiones cisternas era suficiente para reparar alguno de los sistemas de bombeo de agua por tubería más importantes del país.

El agua es necesaria para hacerle frente a la pandemia del Covid-19, pues es el principal recurso para evitar el contagio. Para la fecha, en Venezuela se contabilizan más de 65 mil casos de Coronavirus, según el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here