La plataforma de OnlyFans es una alternativa para generar ingresos económicos que muchos venezolanos han visto factible para hacerle frente a la hiperinflación que se vive en el país y los salarios de hambre que existen en muchos trabajos dentro de Venezuela.

OnlyFans fue creado durante el año 2016 con el fin de que usuarios compartieran contenidos exclusivos, a través de una suscripción mensual, trimestral o anual. A pesar de que la plataforma ha sido tildada por internautas como un lugar para conseguir únicamente material pornográfico, no necesariamente sea la única opción si se quieren generar ingresos a través de la misma.

El fin de la misma es conectar artistas o personalidades reconocidas con sus fanáticos, razón por la que su nombre traducido al español es igual a “solo para fanes”. Sin embargo, en Venezuela, durante el transcurso del año en curso bajo el confinamiento por la Covid-19 ha sido la opción a tomar por muchos venezolanos para generar ingresos ante la pérdida de su trabajo, por querer algo extra o simplemente por ocio.

Testimonios

En un reportaje del medio El Pitazo, cuentan la historia de una venezolana que emigró a Colombia en la búsqueda de un mejor futuro para ella y sus familiares que se quedaron en Venezuela. Su nombre es Josmar y decidió abrirse una cuenta de OnlyFans al haber sido despedida del hotel en el que trabajaba en Colombia como consecuencia de la pandemia por Covid-19. Ella, a pesar de sus miedos y desconfianzas sobre la plataforma y difusión de su contenido, asegura que fue “su salvación económica”, pues ahora podía costear sus gastos y seguir enviando dinero a sus familiares en Venezuela.

Tanto ella como su primo Ángel suben contenido desde el año 2019, pero ambos coinciden en que “esto para nosotros es un trabajo temporal y hay que estar claro, tienes que determinar un horario y dedicarte a crear el contenido que vas a ofrecer. Solo así podrás encontrar una entrada de dinero regular. Esto no define quién eres y no es un delito”

En Ciudad Guayana, una usuaria a quien llamaremos Elena por cuestiones de seguridad, explicó que al igual que Josmar y Ángel sube contenido para adultos en su perfil. Para ella, esto empezó debido a que con el trabajo que tenía anteriormente no ganaba suficiente dinero al no contar con los equipos necesarios para ello. El hecho de querer hacer dinero y estar en confinamiento sin mucho que hacer la llevó a incursionar en la plataforma, “pensé que no se iba a suscribir nadie e iba a ser un total fracaso”, expresó.

Para ella, no todos tienen la misma posibilidad de generar buenos ingresos con la plataforma, pues todo “depende de lo que hagas y cómo lo hagas”, haciendo referencia en la manera en que el usuario va a mercadear y hacer llegar su contenido. Elena, aseguró que al día de hoy ha podido costearse cosas que antes no podía, alegando que “me ha funcionado porque me compré un teléfono y básicamente he comprado todo lo que he querido durante el último mes. Además de ello me está ayudando a salir del país y poder reencontrarme con mi novio”.

Así como Elena, Josmar y Ángel, Kathi Menotti, comenzó hace un año a utilizar OnlyFans, afirmó al medio El Diario, que es “una plataforma rápida, sencilla y segura” donde se pueden generar “buenas cantidades de dinero”. Afirmó que no ha sufrido estafas desde que ofrece su trabajo a través del servicio de suscripción. Incluso, piensa que la plataforma es “un negocio bastante rentable” para ella. “Por la misma situación país no hay realmente ningún título universitario que te vaya a dar la cantidad de dinero que yo genero semanalmente en este trabajo”, comentó.

Monetización

Para hacer dinero dentro de la plataforma primero como individuo debes abrirte un perfil yendo a la página web de OnlyFans, y pulsando el botón de “Sign up”. Luego se añade un nombre de usuario, dirección de correo electrónico y contraseña. Se aceptan las condiciones y pulsa sobre el botón para registrarse. Tras esto se verifica la cuenta desde el correo electrónico recibido. Con esto habrá acceso directo al perfil para empezar a tomar posesión y configurar la cuenta de usuario.

Para conseguir dinero lo más importante es que insertes cuál es tu cuenta bancaria para poder empezar a pedir dinero, algo que puedes hacer pulsando sobre el icono de tu perfil y seleccionando “añadir banco”.

Al agregar el banco se pedirá que sea especificado el país del que procede el usuario y si el mismo es mayor de edad. Además de esto se debe completar una lista de datos con tu nombre real, dirección, fecha de nacimiento, pasaporte y una foto del mismo. En caso de que el contenido que la persona vaya a subir sea sexual o pornográfico tendrá que marcar una casilla sobre ello. Una vez enviada toda la información y posterior a un plazo de entre 24 y 48 horas se autorizará o no la cuenta.

Ya lograda la autorización del perfil y empezar a generar dinero, el usuario debe indicar cuánto es el precio por la suscripción a su cuenta partiendo de un mínimo de cinco dólares y con un máximo ilimitado. El creador de contenidos recibe el 80% del pago de las suscripciones logradas, mientras que el resto se lo queda la plataforma. Existen otros añadidos, que vendrían siendo los enlaces referidos a productos de los que los creadores se llevan un 5% del pago de por vida.

Riesgos

Dentro del reportaje realizado por el medio El Pitazo, Georgia Rothe, analista en la Organización Latinoamericana Asuntos del Sur y abogada experta en violencia de género y derechos humanos, aclaró que en OnlyFans, la actividad principal es la venta de material sexual o desnudos, lo cual hace que las mujeres sean más vulnerables debido a que representan la mayoría de las cuentas creadoras para este tipo de contenido. En una muestra realizada por El Pitazo dieron a conocer que  de 50 perfiles, 94% eran mujeres y 6% hombres.

Aunque pudiera ser atractivo por los beneficios económicos que pudiera generar, especialistas en seguridad advierten que por desconocimiento los usuarios pueden estar expuestos a nivel emocional, digital y psicológico. Un caso de esto fue la filtración de contenido del 27 de febrero sobre la que el portal web sobre tecnología TreceBits hizo un reportaje, explicando que la filtración era de  unos 1,5 terabites de contenido para adultos, siendo este el equivalente a 3 millones de fotografías y unas 750 horas de vídeo, producidas por trabajadores del sexo, estrellas del porno y otros influencers.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta si alguien quiere incursionar dentro de la plataforma es que independientemente del contenido que suba, tiene que tener en cuenta que si no es mayor de edad tendrá que atenerse a las posibles consecuencias, que todo contenido que se sube a internet se queda para siempre en internet; las filtraciones por hackers es una amenaza constante y que algún suscriptor puede fácilmente sacar el material de la plataforma y difundirlo por otras redes sociales. Otros factores a tener en cuenta es que el usuario puede ser víctima de acoso y en algunos países es necesario declarar impuestos sobre los ingresos generados con la plataforma. En Venezuela lo último no aplica por el momento

Según información del portal web Sky News, Fenix International Limited, empresa detrás de OnlyFans, está siendo investigada por la Hacienda del Reino Unido (HMRC), por evadir impuestos desde su salida en 2016. Según la propia agencia, la empresa podría haber estado evadiendo la declaración del Impuesto al Valor Agregado (VAT) en Reino Unido desde el 2016 hasta 2020.

Síntoma de la economía mundial

La socióloga egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Angela Villarreal, en referencia al significado que tiene el hecho de que este tipo de plataformas sean una alternativa para generar ingresos en la generación actual a nivel mundial; comentó “más que un significado son un síntoma de cómo funciona la Economía Global, proceso que se puso en marcha en los años 80´s y que la pandemia por la Covid-19 solo vino a acelerar. Patreon y OnlyFans son solo formatos de intercambio web que se fundan sobre la compra/venta de contenido”.

Villarreal, alegó que dichas plataformas pueden ser vistas de una forma que va más allá de la monetización y que tiene que ver con que son “el resultado de un proceso mucho más amplio que ha concluido en que nuestra generación asuma la virtualidad como si fuera realidad, al punto de que no puede distinguir entre ambas”.

Muchos son los usuarios que con el confinamiento empezaron a utilizar OnlyFans, pero la pregunta a responder es si realmente será una tendencia que se mantendrá a través del tiempo o dejará de estar “de moda”. Ante esto, la sociologa aseguró que “pueden perdurar en el tiempo, mutar o mejorar; considero llegaron para quedarse, incluso preceden a la pandemia, solo que el crecimiento del desempleo producto de las grandes cuarentenas y la necesidad de los ciudadanos de permanecer en casa hace que podamos prestarle mucha más atención.

Esto, llevado al contexto venezolano donde los servicios de internet y electricidad son paupérrimos ante la falta de inversión y mantenimiento de parte del Estado venezolano, representa un reto para todos los venezolanos. “La virtualidad profundiza la desigualdad. Al mismo tiempo que genera un espacio que por su carácter global es difícil de normalizar, convirtiéndose en casi que tierras de nadie donde los violadores de derechos humanos pueden andar libremente”, concluyó Villareal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here