El Banco Mundial (BM) prevé una caída del PIB mundial del 5,2% durante el 2020, sin embargo, algunos economistas aseguran que esa cifra podrá alcanzar hasta un 7,0% si no se toman previsiones al respecto. América Latina (AL) con la llegada del coronavirus ha bajado sus niveles de producción y empleos entre un -8% y -10% en lo que va de año informa Eric Parrado, economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).  

La economía del conocimiento se trata del estudio adquirido a través de las herramientas y tácticas aprendidas de las áreas industriales, económicas, profesionales, mercadotecnia, entre otras; que ofrezcan al mercado alternativas viables y eficaces en el tiempo. Esta área utiliza la información como elemento fundamental para generar diferencias e ingresos económicos por medio del valor añadido a sus productos o servicios.

Para impulsar de nuevamente la producción e ingresos en América Latina es necesario la economía del conocimiento y las actividades proactivas de alto valor a desarrollar en el mercado. Javier Paulinich, secretario permanente del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), asegura que las empresas consideran importante el conocimiento que tenga el personal que seleccionan para los diferentes roles dentro de la industria. 

Los servicios basados en el conocimiento han tomado fuerza como los sectores de mayor potencial exportador en la economía mundial y la pandemia Covid-19, lo que se evidencia en la aceleración de la transformación digital y el empleo generado por la economía a la distancia.

Grandes oportunidades en la economía del conocimiento

Las empresas ahora tienen un mayor reto al retomar sus actividades con un nuevo cliente que tiene mecanismos de compra y necesidades diferentes, razón por la cual tener ocupaciones laborales de mayor calificación es lo básico para crear empresas innovadoras y con un valor más relevante. 

Romina Gayá, especialista en comercio y negociaciones internacionales y economía del conocimiento, dice que “los sectores intensivos en conocimientos son los que mejor se proyectan dentro de las empresas, ya que la demanda que existe en el mercado busca asistentes en el área audiovisual, empresarial, profesional, electrónica y la industria 4.0”.

La industria 4.0 se encarga del desarrollo de la fábrica inteligente y una visión de la fabricación informatizada con todos sus procesos interconectados entre sí haciendo uso del internet industrial. Esta industria inició con la industria automotriz y la necesidad de poner en marcha procesos de fabricación flexibles e individualizados, los cuales buscan adaptar Sistemas Ciber-Físicos e inteligencia artificial para cumplir las necesidades individuales de los clientes de manera rápida y eficiente.

El sector servicio ha crecido mucho la última década debido a la creación de empleos calificados y de calidad, empleos mejor remunerados que cuentan con capital humano y atractivos para sus compradores e inversionistas. .Las empresas ahora ofrecen servicios relevantes que tengan mayor número de empleados, lo que está por encima de las empresas manufactureras y lo que hace que el contacto directo cliente-trabajador sea más práctico y representativo en el mercado.

Los gobiernos y alcaldías deben adaptarse a estas nuevas estrategias de servicios dinámicos, donde el contacto es el factor exclusivo y de valor para el consumidor. América Latina presenta varios desafíos con la aceleración del teletrabajo y la era digital, así que debe invertir en el capital humano y su capacitación para brindar servicios con valor agregado y una mejor experiencia, explica Gayá.

Determinantes de la competitividad de servicios

Existen también otros factores que influyen en la competitividad en el mercado de servicios, hay determinantes externos como el entorno, financiamiento, recursos humanos y otros, que pueden ser objeto de escalada o declive para las empresas. El entorno político, social, regulatorio y las leyes deben estar en un marco que permita poder cumplir con el servicio de manera oportuna.

El financiamiento juega un rol importante dentro de las determinantes porque permiten que la experiencia del servicio sea grata para los clientes, además crear alianzas sólidas para el futuro y que beneficien a las partes implicadas genera reputación para la empresa, asegura Gayá. El nicho de mercado y recursos humanos, es la parte más importante post cuarentena, ya que el personal debe estar capacitado para dar respuesta a las nuevas tendencias y exigencias de la audiencia.

Dentro de los determinantes internos las alianzas, compradores y voluntarios también tiene un rol significativo para las oportunidades comerciales de las empresas, por lo que unir fuerzas y llegar a acuerdos entre las partes interesadas, es una forma de mantener relaciones sanas dentro del clima laboral y la comunicación organizacional. 

El valor agregado dentro de los determinantes internos varía según la escucha activa por parte de la empresa, saber qué quieren y cómo se sienten, es esencial para dar respuestas precisas y satisfactoria para los involucrados. La economía del conocimiento busca que las empresas adapten sus estrategias a la actividad económica que presente soluciones al mercado y tenga un valor diferencial frente a otras empresas de manera inmediata y sencilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here