Según el medio Reuters, fuentes le habrían confirmado que Irán podría enviar de dos a tres cargas mensuales en ventas regulares de gasolina a Venezuela como una opción para suplir la escasez como consecuencia de la paralización de las refinerías del país que a día de hoy no producen más de 300 mil barriles diarios, según lo que le dijo al equipo de Fedecámaras Bolívar el secretario de profesionales y técnicos de la Futpv, Iván Freites.

Desde Irán fueron enviados cinco buques por un total de aproximadamente 1,5 millones de barriles para Venezuela, país que se encuentra atravesando una situación de escasez de combustible, aunque esta medida ha hecho poco para aliviar las largas filas en las gasolineras a lo largo del territorio nacional.

“Irán nada más envió cinco buques, esos llegaron uno detrás de otro y no han llegado más. Con la situación internacional que hay entorno a la administración de Maduro, es muy difícil que vuelvan a traer gasolina para Venezuela”, afirmó Freites. Las sanciones que fueron impuestas de parte de EEUU a los cinco capitanes de los buques que desembarcaron en Venezuela, según lo dicho por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el miércoles 24 de junio; podrían lograr que a nivel internacional ningún buque salga o llegue al país.

No hay un buen panorama a futuro

José Bodas Lugo, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), explicó que la industria petrolera venezolana sigue paralizada. “Cada mes, aunque no hay cifras oficiales, sabemos gracias a los informes de la OPEP que la producción en Venezuela ha llegado a menos de 600 mil barriles de crudo diarios, lo cual es una situación lamentable”, expresó.

En torno al panorama de las refinerías para lo que resta de año, Bodas comentó que se viven dañando porque cuando logran ponerlas en funcionamiento; lo hacen solo con el 50% de su operatividad, razón por la que duran tan poco tiempo en funcionamiento. La destrucción de la industria petrolera, de los salarios y condiciones de los trabajadores se han profundizado a la par del deterioro de las refinerías del país, aseguró el secretario general de la Futpv.

Por su parte Freites alegó, al igual que Bodas, que la situación actual de las refinerías es grave. Él explicó que la producción este mes de junio está cerrando con 300 mil barriles de producción diaria, con una caída en la Faja Petrolífera del Orinoco de al menos 100 mil barriles; llegando a producir entre 60 – 70 mil diarios. La producción en oriente está en 160 mil barriles diarios, mientras que en Zulia es de tan solo 50 mil. “Esto nos conlleva a deducir que para recuperar el sector petrolero hay que recuperar la producción en las distintas refinerías del país, pero es algo que de inmediato no se logrará”, expresó.

A nivel laboral están igual que a nivel productivo

El secretario general de la Futpv, explicó que el decaimiento de la industria petrolera ha sido algo sistemático. Bodas alegó que desde el año 2010 han presentado informes ante la Asamblea Nacional (AN), la alta gerencia de Pdvsa y la junta directiva de la Futpv, en la que describieron que Pdvsa se estaba “cayendo a pedazos por falta de inversión y mantenimiento”.

“Denunciamos las condiciones de trabajo a la que son sometidos los trabajadores, la destrucción de la convención colectiva y exigimos reivindicaciones socioeconómicas y salariales, de las que no obtuvimos respuesta”, contó Bodas Lugo. Freites, también explicó que a la administración de Maduro no le conviene reparar las refinerías porque el negocio que ellos tienen es el de importar por encima de producir.

El Secretario de profesionales y técnicos explicó que para producir en las refinerías será muy difícil por las condiciones en las que se encuentran, aunado al hecho de que más del 90% del personal de la industria petrolera migró y el que se encuentra en nómina no está yendo a trabajar porque no tampoco hay transporte, alimento en comedores, implementos de seguridad, agua potable y si van tampoco se pueden movilizar porque los transportes para trasladarse en las áreas no tienen gasolina. Freites cerró diciendo que serían necesarios seis meses, más una inversión de más de mil millones de dólares para reactivar las refinerías al 100%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here