La semana pasada, Fedecámaras Bolívar llevó a cabo su conversatorio: Pasión y Compromiso de Emprender; con Carlos Fernández, primer vicepresidente de Fedecámaras y «empresario a tiempo completo» como ponente.

El evento pretendía desglosar las razones por las cuales, a pesar de las adversidades, algunos emprendimientos continúan teniendo un éxito rotundo.

Según su descripción, la pasión y el compromiso son dos cualidades fundamentales para lograrlo; y en estos tiempos son las que mantienen a muchos emprendimientos a flote.

La apertura estuvo a cargo de Austerio González, primer vicepresidente de Fedecámaras Bolívar 2019-2021; y contó con la moderación de Camila González, coordinadora de comunicaciones de Fedecámaras Bolívar.

Durante la apertura, González señaló el honor que significaba contar con un empresario ejemplar como Carlos Fernández; quien tras años de dedicación al sector empresarial venezolano, ha logrado reunir una gran cantidad de conocimientos empíricos que incrementan el peso de su educación académica; como abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, con una maestría en gerencia en el Arthur D. Little School of Managment.

Aunado a lo anterior, la ponencia resulta oportuna, pues recientemente Fernández participó en el Congreso Internacional, Tendencias Empresariales, Innovación y Emprendimiento, organizado por la Universidad Católica Andrés Bello Guayana.

Los 6 consejos para emprender en Venezuela

1. «A veces tratar de elegir lo perfecto es enemigo de lo bueno». Con esto, se refirió a que las condiciones perfectas no existen, y para emprender, especialmente en un país atípico como Venezuela, es importante hallar la manera de salir a delante a pesar de las adversidades través de dos claves: formación, y compromiso.

2. «El futuro se construye en el presente y se hace con las fortalezas que desarrollamos en el ahora». Con esto, el primer vicepresidente instó a los 32 participantes del conversatorio a reconocer que, aunque es importante visualizar lo que deseamos alcanzar, lo primordial es lo que hacemos en el ahora.

3. «Los Rolex son buenos, pero el mercado necesita también relojes Casio». Esta analogía la usó para explicar que el mercado necesita de variedad y oferta para cada tipo de público; un concepto que considera debe ser explotado por los emprendedores venezolanos.

4. «Cuando venga el crecimiento aprovecharemos más porque aprendimos a ser eficientes en austeridad». Fernández usó esta frase para ver medio lleno el vaso ante la actual situación venezolana; una perspectiva que considera fundamental para salir adelante en medio de la crisis por la que atraviesa el país. Este tema lo profundizó hablando sobre el fracaso de PDVSA, el cual lo atrubuyó a haber antepuesto un criterio político sobre el criterio empresarial. Además, exhortó a todos los presentes a asumir el hecho de que la Venezuela rentista se acabó; porque según expuso, aunque la renta se acabó, el venezolano aún conserva el rentismo en su modus operandi, y es necesario dejarlo atrás para poder trascender a una nueva sociedad y emprender con éxito.

5. «La empresa privada como agente de cambio y de inclusión, y muestra de arraigo por su país». Para este empresario a tiempo completo, uno de los grandes potenciales que tiene Venezuela, es el arraigo que tiene su gente con su cultura; según explicó, es algo que los empresarios del ahora deben comenzar a repensar para atraer la inversión de los muchos venezolanos que se han ido del país en el marco de la crisis humanitaria compleja.

6. «El nuevo modelo de negocio nos obliga a pensar en: ¿cómo lo hago distinto?». El último de los puntos de su ponencia se enfocó en los cambios que se han dado en el mundo empresarial durante los últimos años; y cómo el empresario de la nueva década debe cambiar su modelo de gestión, estudiar los constantes avances del mercado en el que se desenvuelve y su público, y buscar innovar al tiempo que conecta con sus usuarios.

Lea también: Sectores para emprender durante la cuarentena.

El evento tuvo como cierre las palabras del presidente de Fedecámaras Bolívar 2019- 2021, José Alfredo Olivo, quien citó a Wiston Churchill con su popular frase: «muchos miran al empresario como el lobo que hay que abatir; otros lo miran como la vaca que hay que ordeñar y muy pocos lo miran como el caballo que tira el carro». Con esta frase procuró resumir la perspectiva que durante muchos años se implantó en la sociedad venezolana; en la que se pensaba en el empresario como el mal de la sociedad. Una visión que en el marco de la crisis actual, la misma realidad ha desmentido; demostrando que para alcanzar una sociedad eficiente y productiva, son necesarios cada uno de los eslabones que sostienen la economía del país: empleadores, trabajadores y gobiernos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here