Inicio Opinión y Ensayos ¿Por qué sube el dólar en cuarentena?

¿Por qué sube el dólar en cuarentena?

136
0

Primero que todo, subida del dólar es igual a devaluación de la moneda, es decir, el aumento de la cantidad de bolívares para comprar un dólar. Esto no depende de crisis o cuarentenas, sino únicamente de la cantidad de bolívares que el Estado inyecte en el sistema financiero del país sin meter dólares que lo respalden. Trataré de ser didáctico para comprender esto mejor:

Cuando el Gobierno emite bolívares sin tener ingresos en dólares, esta masa monetaria al entrar al sistema, sea a través de bonos, pagos a proveedores, sueldos y salarios, pensiones y otros, genera que el valor del dólar aumente automáticamente.

La relación de ingresos en dólares (la moneda de referencia mundial) de todo el país, está directamente conectado con la emisión de moneda local del mismo, la nuestra: bolívares. Si el Gobierno recibe 1.000.000 de dólares, lo debe convertir a bolívares para pagar internamente, ¿verdad? Bueno, si de ese millón de dólares, imprime 4.300.000 bolívares, eso implica que la tasa de cambio es el famoso 4,30 osea que por cada dólar se emitió 4,30 bolívares, que es lo mismo decir que para adquirir 1 dólar debes pagar 4,30 bs.

Ahora, ¿qué sucede si el Gobierno deja de recibir dólares, pero necesita gastar más de los 4.300.000 bs. para pagar sus gastos internos? recurre a financiarse emitiendo más bolívares, sean electrónicos o impresos.

Supongamos que emite otra cantidad igual de 4.300.000 bs. pero recalco que no ha recibido más dólares. Ahora se genera una relación de 8,60 bolívares por dólar, ¿por qué? porque siguen teniendo 1.000.000 de dólares pero ya ha emitido 2 veces 4.300.000 bs. sumando un total de 8.600.000 Bs. Quiere decir que ahora cada dólar vale 8,60 Bs. Una simple devaluación, sea que la anuncie el Banco Central de Venezuela o no.

Venezuela hoy no está recibiendo casi dólares; por renta petrolera nada, y un poquito por venta de oro y otros recursos auríferos, pero eso sí, cada quincena tiene que seguir pagando sueldos y salarios, proveedores, pensiones, y de paso, ahora genera bonos de ayuda por la cuarentena.

¿De dónde saca entonces los bolívares para pagar todo lo anunciado?

¡De la emisión de bolívares sin respaldo! pero a un alto precio, pues seguirá aumentando la relación bolívar versus dólar en el sistema financiero, que tarde o temprano va a buscar relacionarse, aunque, el Gobierno no la reconozca formalmente, ¿Cómo? fácil, los tenedores de bolívares irán a gastarlos, y los comerciantes le pagarán a los productores o importadores, y estos obligatoriamente necesitarán comprar dólares para seguir produciendo o importando. Y si a eso le sumas que todo el mundo ahora corre a comprar dólares apenas recibe bolívares, pues allí se define la famosa mano imaginaria del libre mercado, haciendo que a mayor demanda de dólares, este aumente su valor. ¿Ven? no lo reguló el Estado sino el sistema financiero natural o mercado.

¿Recuerdan que el año pasado cuando cada vez que el Gobierno decretaba aumento de salarios, el dólar subía y por ende todos los productos subían? pues, era por eso, emitían más bolívares que los dólares que recibían, y así ellos no dijeran formalmente que habían devaluado la moneda, el mercado se encargaba de sincerar su valor.

Hermanos venezolanos: aquí no se trata de páginas que manipulan a todos y aumentan el precio del dólar, se trata del mercado natural del mundo financiero y el satanizado libre mercado. Y la prueba es que el Banco Central de Venezuela publica a diario el promedio de transacciones formales entre privados, y tal cual, siempre sube muy cercano a los diferentes valores paralelos de páginas de privados. A veces, hasta se queda por encima cuando el otro reporta bajas abruptas. ¡Pero el Gobierno por fin ha entendido que esto era un círculo vicioso! que nadie jamás ha podido regular con control de precios.

Los últimos meses, la inflación venía siendo controlada a medias; el gobierno se impuso una dieta fiscal e impuso a los empresarios otras medidas desesperadas, como una terrible voracidad fiscal. Una dieta fiscal, es no gastar de lo que ganan, y podíamos evidenciarlo en el cese de aumentos de salarios seguidos, como lo vivimos en el 2018 y 2019, apelando paralelamente al control de precios como solución de la incapacidad de compra del venezolano. Si recuerdan un poco, esa medida fue ¡un total fracaso!.

¿Cómo se resuelve esto? 

Fácil, reactivando la producción del país. Los especialistas, y en Fedecámaras tenemos años diciéndoles que debemos generar condiciones de confianza para que la empresa privada interna y externa invierta dólares en el país para crear nuevas empresas productivas, lo que inyectaría en el sistema dólares y contendría la relación bolívares/dólares. Sí, de esta manera también se logra detener la devaluación de la moneda.

Los ingresos en dólares de un país no solo se generan por renta petrolera o venta de oro y otros. No, la mayoría de los países reciben dólares gracias a que generan condiciones de seguridad jurídica y confianza de mercado para que muchos inviertan en esa economía-país.

La otra forma de hacer que el gobierno pueda gastar más en bolívares sin tener que imprimir más, devaluándola, es vía recaudación de impuestos. Cada vez que todos compramos algo, se genera un IVA (Impuesto al Valor Agregado), además, todas las empresas y las personas naturales declaran impuestos sobre la renta (ganancia) al final del año, y esto genera ingresos al país para pagar gastos. Si su empresa o usted obtuvo una ganancia X, una gran parte de eso se le paga al Estado. Además, cada municipio (alcaldía) cobra sus propios impuestos locales, y así, en Venezuela se cobra impuesto por un montón de cosas más de una forma, que según los expertos, es injusta (la llaman: voracidad fiscal), ya que ahora te lo descuentan por adelantado semanalmente, pero ese es otro artículo.

Ahora bien, la mejor forma de cobrar más impuesto, es logrando tener un país con cada día más empresas productivas. Pero si hacemos memoria, el presidente anterior se encargó de expropiar y cerrar decenas de miles de empresas, ¿lo recuerdan?. Estos últimos 6 años de inflación e hiperinflación son consecuencia de destruir el aparato productivo, cerraron el 70% de todas las empresas que existían en el país, lo que nos hizo aún más dependientes del ingreso petrolero y aurífero, pero ¿qué ha pasado en los últimos 10 años?.

Cada día PDVSA produce menos barriles diarios de petróleo, y ya ni destila gasolina para nosotros mismos. Pasamos de 3,2 millones de barriles al día, a unos 600 mil aproximadamente. Y de eso, casi todo se va en pago de deuda a los chinos y rusos, deudas que también nos heredó el Gobierno anterior. Y si a eso, le sumas que el precio del barril del petróleo tiene varias semanas por debajo de lo que cuesta producirlo, nos encontramos con lo que empecé: ¡Venezuela no está recibiendo dólares por ningún lado ni prácticamente bolívares por la cuarentena! que no permite generar muchos ingresos de impuestos.

Lo que deja a la hacienda pública sin ingresos para cubrir los gastos de la nación, y como se gastaron casi todos los ahorros: reservas internacionales, las preguntas son: 

  • ¿Cómo pagan todos los sueldos?
  • ¿Cómo dan ayudas económicas (bonos) por la cuarentena?
  • ¿Cómo van a comprar las próximas cajas CLAP?
  • ¿Cómo compran los diluyentes para producir gasolina?
  • ¿Cómo comprar los repuestos para reparar las plantas que producían un poquito de gasolina en el país?
  • ¿Cómo compran gasolina importada?
  • Ahora sabemos también, porqué no hay gasolina.

Sólo quedaba una solución: conseguir un préstamo al FMI o al BM, o a los países aliados. Pero el Fondo Monetario Internacional no puede prestarle, porque resulta que el sistema financiero mundial está conectado y como el país no ha pagado el montón de préstamos que pedimos vía bonos de deuda pública, tanto del tesoro nacional como de PDVSA, entonces, los sistemas de financiación nos bloquean, como cualquier banco del mundo. Ah, deudas que también heredamos del Gobierno anterior dicho sea de paso.

Y qué cosa que ni los chinos ni lo rusos nos han prestado más, ¿saben por qué? Porque ya lo hicieron, y nadie te vuelve a prestar cuando te ve pariendo para pagarle lo que ya le debes, así que antes de criticar al Banco Mundial o el FMI, primero, critica a los que sí han venido cobrando y no lo hacen a pesar de ser aliados.

En conclusión: la hiperinflación llegó para quedarse y al Gobierno solo le queda robar al rico para darle al pobre. El único detalle es que cuando quiebren esas empresas de los mal llamados ricos y hasta las terminen expropiando, para dejarlas después destruidas e improductivas, ¿qué vamos a comer todos? ¿Lo han pensado?.

Finalmente, pienso que es una barbaridad volver a la misma política fallida de hace unos años. El control de precio no sirve, no sirve emitir más bolívares sin ingresos en dólares. Volver a tomar ese camino de controles es lo peor, ¡ya lo vivimos!.

Los 27 productos regulados anunciados hoy, van a terminar desapareciendo de los anaqueles. Volverán las largas colas en los locales donde lleguen éstos, para que después los revendan como bachaqueo, generando un terrible mercado negro, que al final, terminarán vendiéndolos mucho más carso y con escasez. De paso, venta informal que no genera impuestos, que son ingresos para el Estado para pagar gasto público.

Es una aberración volver atrás amigos y es una bomba de tiempo hacerlo en medio de una Pandemia.

Dios los bendiga,

¡Viva Venezuela!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here