Los precios de vehículos automotores en Venezuela tienen precios que en otros mercados son mucho menores, según expertos esto se debe a factores como pueden ser las sanciones de parte de Estados Unidos, así como la ley de oferta y demanda en un país donde la mayor cantidad de vehículos en venta son usados y como más de diez años en circulación.

Para el año 2019, el presidente ejecutivo de la Cámara Venezolana de Fabricantes de Autopartes (Favenpa), Omar Bautista, explicó que ese año sólo se habían ensamblado 65 vehículos, 60 marca Toyota y 5 Iveco, camiones, durante el mes de abril. Destacó que “esa cantidad de vehículos significa una caída de 99,9% si se compara con la producción de hace 10 años, en el primer cuatrimestre del 2009 cuando se ensamblaron 45 mil 500 vehículos.

Razón de los precios

Para el economista y miembro del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE Libertad), Óscar Torrealba, el precio de los vehículos en Venezuela podría deberse, aunque solo es una hipótesis, de que la oferta de vehículos en el país este disminuyendo debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos, en las que se detuvo la importación de vehículos tanto nuevos como usados; generando una disminución de la oferta automotriz, ocasionando el aumento de precios.

En cuanto a la escasez de gasolina que hay en Venezuela por la improductividad de las refinerías a lo largo del país y las sanciones que no permiten traer aditivos para su elaboración, Torrealba, comentó que el precio y escasez de combustible no debería revalorizar nada, sino todo lo contrario, pues “al tener un carro o aparato que utiliza algo sumamente costoso o difícil de conseguir, eso lo que hace es desincentivar al consumo”.

Otro aspecto a considerar es que “todo responde a la oferta y demanda”, explicó el economista, quien alegó que en relación a la oferta hay factores que influyen como son la pandemia por COVID-19 y las sanciones que muy probablemente hayan disminuido la oferta de vehículos nuevos, pero en su mayoría usados.

Todo esto sin dejar de lado que la venta de vehículos e inmuebles es una forma común de lavar dinero o blanquear capitales, aseguró el también miembro de Cedice. Es importante resaltar que Venezuela es un país empobrecido que de acuerdo a la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2019-2020, el 96% de las personas viven son pobres y a pesar de eso los vehículos tienen precios mayores a los de otros mercados.

Caída en la producción

Según un reportaje del medio BBC, haciendo referencia a datos de  la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), el sector automotriz pasó de producir 170.000 automóviles en el año 2007 a 2768 durante el año 2016, a falta de los datos de diciembre. De enero a noviembre de 2016, la producción se contrajo un 75,6% respecto del mismo periodo de 2015.

Para el año 2018, el presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), Omar Bautista, aseguró que hasta octubre el sector sacó al mercado 824 unidades, él mismo afirmó que el ensamblaje de vehículos en Venezuela durante el 2018 fue de 1%, cifra que representa una caída de 99%.

El 2019 no fue una mejora para el sector automotriz de Venezuela, la caída de la producción siguió bajando hasta llegar a 459 vehículos ensamblados, según cifras de Favenpa reveladas en un informe al medio Efecto Cocuyo.

Durante lo que va del año 2020, no se han publicado cifras oficiales sobre la producción de vehículos en Venezuela, esto en parte al hecho de que Cavenez decidió dejar de publicar en julio de 2018 las cifras e incluso desactivó el sitio web a través del cual las difundía. A pesar que desde el equipo de Fedecámaras Bolívar se intentó contactar con Cavenez, no se obtuvo información sobre la situación actual de la institución.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here