Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción del petróleo venezolano cayó a los niveles más bajos desde hace ocho décadas. La caída ocurre en un contexto donde las sanciones desde Estados Unidos afectan la exportación del crudo venezolano.

La falta de mantenimiento de las refinerías es el principal causante de la caída en la producción del crudo. Dirigentes sindicales, vienen denunciando las condiciones en la que se encuentran laborando y, alegan que para llevar a cabo la recuperación de las refinerías se necesitaría de una inversión de más de mil millones de dólares.

El economista José Manuel Puente, del Centro de Políticas Públicas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), considera inviable una recuperación del sector petrolero sin abrir las puertas a la inversión privada, expresando que «solos no podemos. No tenemos la tecnología, ni los recursos financieros, ni humanos». El experto considera que la recuperación pasa por una negociación para una transición política que permita generar confianza y financiamiento.

Cifras

Según un reportaje del medio Reuters, el bombeo en junio fue de 393.000 barriles por día (bpd), bajo los 573.000 bpd del mes previo y 52% por debajo del promedio de 821.000 bpd del primer trimestre. El dato de junio reveló que el total mensual fue el menor desde febrero de 1943, cuando la naciente industria petrolera de Venezuela produjo 353.000 bpd.

Dichas cifras ya las venía comentando, Iván Freites, secretario de profesionales y técnicos de la Futpv al ser entrevistado por el equipo de Fedecámaras Bolívar, durante la primera semana de julio. Él afirmaba que la producción de crudo en el mes de julio estaba cerrando en 300 mil barriles de producción diaria, con una caída en la Faja Petrolífera del Orinoco de al menos 100 mil barriles; llegando a producir entre 60 – 70 mil diarios.

La producción en oriente estaba en 160 mil barriles diarios, mientras que en Zulia era de tan solo 50 mil. “Esto nos conlleva a deducir que para recuperar el sector petrolero hay que recuperar la producción en las distintas refinerías del país, pero es algo que de inmediato no se logrará”, expresó.

Culpan a las sanciones

Desde la administración de Nicolás Maduro culpan a las sanciones de Estados Unidos por la caída de la producción, pero desde 2016, antes de que Washington impusiera medidas, se registraba el declive como consecuencia de años de desinversión y mala gestión de su parte.

Por su parte, el medio La Nación, citando al economista Carlos Mendoza Potellá, asesor del Banco Central de Venezuela (BCV), agregaba que a pesar de que el experto es crítico de las políticas petroleras, resaltaba el impacto de las sanciones. “Nos tienen asfixiados, tenemos a Donald Trump con la rodilla en el pescuezo», alegó Potellá

Hasta 2018, Venezuela enviaba 500.000 mil barriles de crudo a Estados Unidos y recibía de ese país 120.000 barriles de petróleo liviano y diluyentes, así como insumos para producir combustible.

El economista José Manuel Puente, explicó que el país se encamina al séptimo año consecutivo de recesión y su economía ha perdido más de la mitad de su tamaño en ese lapso. Para colmo, Venezuela está exportando «el poco petróleo que vende a pérdida». Esto se produce a consecuencia de la caída de precios y las triangulaciones que debe hacer para sacar su crudo evadiendo sanciones. El país «está al borde de un colapso», aseguró el economista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here