Para el día de ayer, 14 de junio de 2020, las cifras mundiales de Covid-19, según las estadísticas de Google que se actualizan cada 30 minutos, arroja 7.55 millones de casos confirmados y 423 mil muertos a nivel global. Los principales países que se encuentran con altos niveles de casos positivos son: Estados Unidos, Brasil, Rusia, India y Reino Unido, sin embargo, América Latina es el actual epicentro de la pandemia, superando el millón de casos de coronavirus, la mitad de ellos en Brasil.

En América Latina, los países con la mayor cantidad de incrementos en casos son: Brasil, Colombia, Chile, Perú, México, Haití, Argentina y Bolivia. “Estamos viendo que, aunque los números aún no son exponenciales en algunos de estos países, hay un aumento progresivo diariamente”, expresó el doctor Michael Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS. 

Según el Ministerio de Salud de Brasil, 20.600 personas han muerto por la enfermedad y más de 867.623 mil personas se han contagiado, un balance que sitúa al país por detrás de Estados Unidos (el más afectado con 117 mil fallecidos), Reino Unido (41.698) Rusia (6.948) e India (9.191).

Según el portal web de BBC News aproximadamente 80 grupos de investigadores trabajan a un ritmo frenético para desarrollar una vacuna frente al Covid-19 y al menos seis de ellos ya se perfilan como los líderes de competencia. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos explica que hay cuatro tipos de vacunas a desarrollar:

  • Vacunas vivas atenuadas: utilizan una forma debilitada del germen que causa la enfermedad.
  • Vacunas inactivadas: utilizan una forma muerta del germen que causa la enfermedad.
  • Vacunas de subunidades, recombinantes, polisacáridas y combinadas: utilizan partes específicas del germen, como su proteína, que le permiten atacar a un organismo.
  • Vacunas con toxoides: utilizan una toxina fabricada a partir del germen que causa una enfermedad. Crean inmunidad a las partes del germen que causan una enfermedad en lugar de al germen en sí.

Antes de cualquier prueba clínica en humanos, la vacuna debe superar una «fase 0» o preclínica, que incluye pruebas in vitro y en animales como ratones para no poner en riesgo a la humanidad. Si la vacuna supera la fase 0 puede ahora ser aplicada en estudios clínicos para demostrar que no representan una amenaza para la salud ni causa efectos secundarios.

Científicos y posibles vacunas efectivas

Rinat Maksiútov, director del Centro de Investigación Estatal de Virología y Biotecnología de Rusia, informó el pasado 30 de mayo al canal Rossiya 1 el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, ese mismo día se dio a conocer que Rusia además aprobó un medicamento en forma de comprimidos contra el coronavirus, cuyos ensayos demuestran que puede romper con los mecanismos de reproducción del Covid-19.

Maksiútov aseguró que los ensayos clínicos de la vacuna del centro de investigación estatal de virología comenzarán a finales de junio – comienzos de julio, para completarlos a mediados de septiembre. 

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este martes 2 de junio que comenzará los ensayos clínicos de una vacuna contra la covid-19 en 50 militares que se han ofrecido voluntariamente a participar en la prueba; el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, informó al presidente Vladímir Putin de que los ensayos clínicos de la vacuna concluirán antes de finales de julio.

En Rusia siete centros científicos del país trabajan en la elaboración de una vacuna contra esta enfermedad infecciosa. 

Por su parte, La empresa Sinovac de China, dio a conocer este lunes 01 de junio que la vacuna que está desarrollando tendrá un efectividad del 99% en la población aseguró Luo Baishan, investigador de Sinovac. 

Debido a que China no cuenta con un alto número de casos de coronavirus, la vacuna se estará implementando en Reino Unido, afirmó el embajador de China en el Reino Unido, Liu XiaoMing. China de igual forma tiene otras 2 vacunas en etapa de pruebas para enfrentar la enfermedad. 

Estados Unidos no se queda atrás, tiene a la empresa de biotecnología Moderna Therapeutics trabajando en una vacuna, el objetivo de la misma es «entrenar» al sistema inmune de una persona para generar una respuesta para combatir al virus y evitar la enfermedad, los enfoques convencionales que se utilizan para ello por lo general se centran en el uso de virus vivos atenuados, virus inactivados o fragmentados.

También  la empresa de biotecnología Inovio Pharmaceuticals de EE.UU. está desarrollando una vacuna, la cual está centrada en la inyección directa de ADN a través de un plásmido (una pequeña estructura genética) para que las células del individuo produzcan los anticuerpos para combatir la infección. Tanto Inovio como Moderna están utilizando nuevas tecnologías que involucran modificar o manipular material genético.

El Instituto Jenner de la Universidad de Oxford en Reino Unido, está desarrollando una vacuna recombinante similar a la de la empresa china CanSino. El primer ensayo clínico de esta vacuna inició en Europa el 23 de abril pero el equipo de Oxford está utilizando como vector una versión atenuada de un adenovirus del chimpancé que ha sido modificado para que no se reproduzca en humanos.

La OMS mantiene su postura

La Organización Mundial de la Salud mantiene su postura que no se puede evitar una ola de rebrote de Covid-19 sin vacuna existente. La organización sostiene que mientras se cumplan estrictamente medidas prevención y seguridad con ayuda con la población mundial,  podría evitarse una segunda ola.  

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció que el ensayo Solidarity, impulsado por el organismo sanitario internacional, va a retomar las investigaciones con el fármaco hidroxicloroquina, después de que la semana pasada se suspendieran temporalmente ante un posible aumento del riesgo de muerte y enfermedades cardiacas. Estado Unidos sigue siendo el número uno en casos de Covid-19, en América Central y del Sur hay una situación acelerada de la epidemia, controlar la situación es difícil, atender tantas personas en los diferentes hospitales y clínicas de América Latina se ha vuelto preocupante por la falta de insumos médicos esenciales para tratarlos.

Existen alrededor de 120 equipos y laboratorios a nivel internacional trabajando en vacunas para enfrentar la enfermedad, algunas están comenzando sus ensayos en fase 0 – 1 y otras ya están más avanzadas. Se estima según varios portales de noticias que entre tantos grupos desarrollando una solución al cese de la pandemia, la vacuna podría estar lista para finales de 2020 o durante el 2021.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here