El Banco Central de Venezuela informó durante la última semana de septiembre que llevaría a cabo el descuento en el encaje legal de 30 billones de bolívares semanales con lo que se buscaba un aumento en la liquidez que afectaría de manera positiva en la economía, puesto que de esta manera los bancos comerciales podrían hacer frente a sus operaciones a corto plazo.

Expertos como el economista Leonardo Buniak, explicaron a través de una emisión radial que “la lectura que tiene esto es que la banca contempla unos requerimientos de encaje que hoy superan los 150 billones de bolívares, lo cual va a permitir un descuento de 30 billones de bolívares semanales para que la banca pueda prestar dinero y dinamizar el crédito bancario”.

La medida tomada por el BCV el día 18 de septiembre se mantendrá vigente hasta el 17 de septiembre del año 2021 y el descuento aplicable se determinará a través de la fórmula indicada en la circular. El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, explicó al medio El Impulso que “se estableció que los bancos pueden disponer de 30 billones de bolívares semanales para entregar como préstamos, pera no hubo reducción del porcentaje del encaje legal. Este monto es equivalente a 80 millones de dólares”.

Cómo funciona el encaje legal

Las entidades bancarias están obligadas a mantener parte de los depósitos que tienen en el Banco Central, esto con el fin de asegurar que los bancos cuenten con fondos necesarios para cumplir con las necesidades de sus depositantes ante una posible caída en la liquidez monetaria.

Estas reservas que tienen los bancos es lo que se denomina como “encaje legal” y no son más que un instrumento de control monetario con el que se regula la cantidad de dinero que circula dentro del país. Con ella, la autoridad monetaria también tiene control sobre los créditos que otorga la banca en relación con los depósitos recibidos, restringiendo la oferta de liquidez monetaria para contener la inflación.

A mayor encaje legal menor son los recursos que la banca puede destinar a préstamos y retiros de los fondos que tienen sus clientes, lo que se traduce en reducción de la liquidez monetaria. En Venezuela, la estadística indica que esto no se ha llevado a cabo de la manera correcta, pues la inflación acumulada desde enero hasta septiembre se ubicó en  1.433,58%, según lo reportó el 8 de octubre la Asamblea Nacional (AN).

Recomendaciones

Buniak, aseguró que “se requiere que antes de dar créditos, la banca tiene que cubrir el déficit de encaje semanal que equivale a unos 22 billones de bolívares semanales aproximadamente y una vez cubierto esto, los recursos que sobren los puede usar para dar créditos que son como 8 o 9 billones distribuidos en toda la banca nacional, donde la banca pública concentra el 57% de los depósitos bancarios”.

El también analista de riesgos, aseveró que “lo que viene a partir de ahora es más presión en el mercado cambiario, porque la gente común interpreta que lo que viene es más liquidez en la calle y obviamente el dólar se va a seguir disparando, esto es debido al deterioro de las expectativas nacionales y básicamente por un problema de confianza que hay en la política económica venezolana”.

Además, explicó que de parte de la administración de Nicolás Maduro lo que se debe hacer es bajar la tasa de encaje legal al menos al nivel que tenía durante el año 2018, eso con la finalidad de empezar a observar una reactivación de la actividad económica en Venezuela.

Antecedentes

Desde 2018 el BCV aplicó una política de encaje bastante severa, según los expertos, que eliminó casi por completo el crédito bancario, con el propósito de evitar el encarecimiento del tipo de cambio en el mercado paralelo. Esto originó la obsolescencia de las tarjetas de crédito, ya que el aumento del monto crediticio quedaba muy por debajo de los niveles de inflación que se registraba en Venezuela.

El presidente del BCV, Calixto Ortega, informó durante 2018 que llevarían el encaje legal de la banca al 100% de los depósitos que comenzaron a ser recibidos desde el 1 de septiembre. Ortega había expresado que era “una medida antiinflacionaria, que está en sintonía con el plan de recuperación económica y que va a conllevar a la estabilidad de precios y protección del salario”.

A dos años de dicha decisión, el sueldo de los venezolanos es menor a un dólar y la emergencia humanitaria compleja que atraviesa Venezuela, ha llevado a que el 96,2% de los hogares venezolanos vivan en situación de pobreza y 79,3% en pobreza extrema, según la última Encuesta de Condiciones de Vida de los Venezolanos (Encovi)

La Gaceta Oficial N° 41.472, con fecha 31 de agosto de dicho año, señalaba en la Resolución N° 18-08-01 que “Los bancos universales y microfinancieros (…) deberán mantener un encaje especial, adicional al encaje ordinario que deben constituir de conformidad con lo dispuesto en la Resolución del Directorio del Banco Central de Venezuela N° 14-03-02 del 13 de marzo de 2014, igual al 100% sobre el incremento de las reservas bancarias excedentes al cierre del 31 de agosto de 2018”.

Montos de tarjetas de crédito

Según un reportaje del medio El Impulso, el sistema bancario podrá contar con mayores recursos para prestar, debido a una nueva modificación al encaje legal, pero se destaca que los nuevos financiamientos serán aprobados sólo para el sector comercial e industrial.

Dentro del mismo, aseguraron que a pesar de los distintos puntos de vista de los analistas, algo en lo que concuerdan es que esta medida no ayudará a que los bancos incrementen los límites de las tarjetas de crédito, opción con la que no cuentan los venezolanos desde hace años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here