La suspensión de pagos de alquileres y vivienda principal, anunciado por Nicolás Maduro en Cadena Nacional; pero hasta el momento sin validez legal por no estar respaldado en Gaceta Oficial, promueve la inseguridad jurídica y ha generado gran confusión en la población venezolana porque tanto inquilino como propietario creen salir perjudicados.

Desde la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar, el presidente Alexander Ayala, mantiene la misma postura que tiene el presidente de la Cámara Inmobiliaria Nacional, Francisco López; la cual tiene que ver con la postergación del pago, mas no la exoneración del mismo de modo que se llegue a un acuerdo entre inquilino y propietario, sin que ninguno se vea afectado.

Ayala, considera que en el estado Bolívar los asesores financieros tienen que encargarse de mediar entre el inquilino y el propietario; ayudando a que se llegue a un acuerdo para evitar que entremos en un estado de anarquía ante esta “bomba de tiempo”.

La solidaridad es esencial en estos tiempos, considera Ayala, pues la crisis afecta a todos por igual y es entendible que tanto el propietario como el inquilino se preocupen porque el dinero que tienen podría ser utilizado en gastos más necesarios.

Inquilinos sí quieren pagar

Alrededor de un 20% de los inquilinos en el estado Bolívar han llamado a sus asesores financieros asegurando no tener problema en pagar su alquiler, según el presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar.

La preocupación de los propietarios se debe más que todo a que el dinero acumulado durante los meses de suspensión no sean pagados en su totalidad, por el hecho de que son muchos los inquilinos que creen que durante los meses de cuarentena el pago está exonerado y no tendrán que pagarlo a futuro.

De parte de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar lo que se ha planteado es llegar a un acuerdo donde los inquilinos paguen solo una parte de su alquiler mensual, de modo que tanto propietario como ellos no se vean tan afectados por la situación económica que atraviesa el país.

Estas negociaciones se hacen para que dentro de seis meses cuando el país este levantándose económicamente no ocurra el fenómeno en el que el inquilino tenga que pagar una deuda total de seis meses, dinero que probablemente no tengan por la paralización de la economía a nivel nacional.

Lucha contra la viveza criolla

La Cámara Inmobiliaria de Bolívar tiene como finalidad en este momento, luchar contra la “viveza criolla” en la que inquilinos que pagan alquiler por establecimientos donde se venden productos de primera necesidad van a seguir abriendo, pero ante lo dicho por Maduro no pagarán alquiler con la excusa de que los pagos están suspendidos.

La medida que se recomienda tomar es que no paguen a cabalidad el alquiler mensual, sino que paguen un porcentaje porque en esos casos el negocio sigue generando ingresos y se mantiene operativo.

Alexander Ayala, cerró diciendo que a pesar de que las empresas inmobiliarias toman sus propias decisiones internas, desde la Cámara Inmobiliaria del estado se busca llegar a una unificación entre ellas, donde los parámetros y lineamientos a los que se lleguen sean manejados por igual entre los asesores financieros para evitar conflictos entre las empresas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here