Este 5 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Voluntariados, su contribución a la mejora de múltiples causas sociales y ambientales son evidentes y necesarias en la sociedad. La ONU por ejemplo, resalta su acción en estos tiempos para mitigar la pandemia del COVID19 y  otras necesidades mundiales contenidas en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, es oportuno profundizar en ella, también desde una perspectiva empresarial. 

Estamos más familiarizados, con iniciativas de grupos de personas de la sociedad civil, de diferentes ONGs o grupos religiosos, que realizan acciones enmarcadas en el concepto de “Voluntarios” o “Voluntariado”. Sin embargo, es poco conocida la referida al “Voluntariado” promovido desde las empresas, denominado en ocasiones como, “Voluntariado Corporativo”.

La palabra “Voluntario”, se refiere a la acción voluntaria, es decir, no obligada de una persona. Lo motiva entonces sus convicciones personales, en relación a una situación particular. En el caso empresarial, se promueve la toma de conciencia a su personal, para que participe en diferentes iniciativas de voluntariado definidas, las cuales van alineadas a la estrategia de la organización, en cuanto a su impacto al entorno y a sus partes interesadas. Esto requiere una organización y planificación interna para ello, ya que las acciones, se desarrollan fuera del ámbito laboral.

Son actividades sin fines de lucro, orientadas a temas ambientales, culturales, deportivos, formación, acompañamiento a personas vulnerables o con discapacidad, entre muchas otras posibilidades. Los beneficios para las empresas son múltiples, entre ellos:

1.-Los empleados se familiarizan con la responsabilidad social corporativa

2.-Mejora la imagen y reputación en especial con los principales grupos de interés, además de fortalecer lazos con la comunidad

3.-Fortalece el desarrollos de habilidades como la creatividad, el trabajo en equipo, el liderazgo, además de la identificación con la empresa y mejora en el clima organizacional.

4.-Se logra conciliar intereses personales de los empleados con los de la empresa

Y como estos muchísimos más beneficios. Se trata de una estrategia que bien desarrollada, potencia los resultados de las empresas en muchas de sus áreas y objetivos. Más aún, si su estrategia apunta al cumplimiento de algunos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030), ya que es totalmente compatible.

Así pues, felicitamos a las empresas que ya tienen esta estrategia incorporada e invitamos a los que no la tienen, a asumirla con entusiasmo. Hay mucho por hacer y todos somos en mayor o menor medida un “Voluntario”. Felicidades en tu día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here